El Auditorio Municipal de Alcázar de San Juan acogió el pasado sábado, 1 de diciembre, el concierto de la Banda Sinfónica Santa Cecilia en el que, además de dar la bienvenida a seis nuevos educandos, se reconoció a las personas que en este tiempo han contribuido al crecimiento y evolución de esta agrupación musical. La alcaldesa de la ciudad los acompañó en este momento tan especial y recordó el trabajo que están desarrollando desde el Ayuntamiento para hacer posible que Alcázar tenga una Casa de la Música, en el antiguo teatro Crisfel, que dé cabida a todo a las asociaciones y al talento musical alcazareño.

La Banda Sinfónica Santa Cecilia vivió en el Auditorio Municipal de Alcázar uno de los momentos más emotivos del año, el concierto en honor a su patrona, que da nombre a la agrupación y el recibimiento de los nuevos educandos. Una emotividad que en 2018 fue mayor, ya que se reconoció la ayuda desinteresada de personas que han apoyado en estos años el desarrollo de la banda.

La alcaldesa de Alcázar de San Juan los acompañó en el acto y reconoció que “la música es un modo de vida que contribuye a la formación en valores”. Igualmente señaló que formar parte de esta agrupación musical es “como entrar en una gran familia”. Motivos más que suficientes para que desde el Ayuntamiento se esté trabajando para conseguir un lugar en el que las agrupaciones musicales de la ciudad dispongan de espacio suficiente para ensayar y formar a sus educandos, una Casa de la Música que ya adelantó se podría ubicar en el antiguo cine-teatro Crisfel, para lo que ya se han iniciado gestiones que no han salido adelante por falta de apoyo de la oposición.

La banda ofreció un concierto en el que, una vez más, dio muestra de su calidad musical y del trabajo que, durante todo el año, desarrollan para seguir mejorando.