Toledo, Alcázar de San Juan (Ciudad Real), Villarrobledo (Albacete) y Seseña (Toledo) son las últimas localidades de Castilla-La Mancha en disponer de sus propios planes territoriales de emergencia municipal, lo que supone contar con documentos operativos que den respuesta a cualquier emergencia dentro de sus respectivos términos municipales.

Estos planes tienen como fin regular la organización de la capacidad técnica, operativa y económica de los municipios en situaciones de emergencia, en función de que cuenten o no con recursos movilizables ante estas situaciones, es decir, que dispongan de agrupaciones de voluntarios de Protección Civil o con un cuerpo de Policía Local.

En este sentido, la Comisión de Protección Civil y Emergencias de Castilla-La Mancha, celebrada esta semana y presidida por la viceconsejera de Administración Local y Coordinación Administrativa, Pilar Cuevas, ha dado luz verde a estos planes territoriales que, en las próximas semanas, deberán ser ratificados por sus respectivos plenos municipales.

Para la elaboración de estos planes territoriales de carácter municipal, los cuatro ayuntamientos se han beneficiado de la orden de subvención de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, que concede 2.500 euros de ayuda para los trabajos de redacción de cada plan de emergencia que lleven a cabo los consistorios.

En este sentido, este año el Gobierno regional ha modificado las bases reguladoras para ampliar el número de ayuntamientos que pueden pedir ayudas para la redacción de sus respectivos planes de emergencia, dado que mientras que en ejercicios anteriores las subvenciones se establecían para aquellos municipios con más de 20.000 habitantes, en esta ocasión la orden acoge a todos los ayuntamientos con más de 10.000 vecinos.

Además, esta Comisión de Protección Civil, en la que también ha esatdo presente el director general de Protección Ciudadana, Emilio Puig, homologó los tres planes de actuación específica presentados por el Ayuntamiento de Puertollano, destinados al riesgo por fenómenos meteorológicos adversos, inundaciones y transporte de mercancías peligrosas.

Igualmente, Seseña ha presentado también, además de su plan territorial, otros dos destinados al riesgo por fenómenos meteorológicos adversos y por inundaciones; mientras que Villarrobledo ha homologado el de transporte de mercancías peligrosas y el de fenómenos meteorológicos adversos.

La Comisión, de la que forman parte responsables y técnicos de Protección Civil, Emergencias 1-1-2, bomberos forestales, Industria y Sanidad, entre otros, ha dado también el visto bueno a los informes de revisión de los planes especiales de emergencia exterior de Puertollano (Ciudad Real), de la empresa CLH de Alcázar de San Juan y la petroquímica Cepsa, situada en la localidad toledana de Cebolla.

Por otra parte, durante esta semana se reunió también la Comisión de Coordinación de las Policías Locales de Castilla-La Mancha, organismo que tiene como fin mejorar la formación, organización, dotación y adecuación de este cuerpo de policía municipal al sistema y fines generales de la seguridad pública.

Así, entre los temas abordados por esta Comisión, se encuentra la memoria de actividades de la Escuela de Protección Ciudadana de Castilla-La Mancha del año 2016 relacionada con policías locales.

La entrada La Comisión Regional de Protección Civil da luz verde a los planes de emergencia de Toledo, Villarrobledo, Seseña y Alcázar de San Juan se publicó primero en Diario de la Mancha.

Más en últimas noticias de Castilla-La Mancha.