El delegado de la Junta en Guadalajara, Alberto Rojo, acompañado por el director provincial de Economía, Empresas y Empleo, Santiago Baeza, ha hecho entrega del distintivo de ‘Fiesta de Interés Turístico Regional’ a la Botarga de Valdenuño Fernández o Fiesta del Santo Niño Perdido, que se celebrará mañana por primera vez desde que el Gobierno regional aprobara esa distinción el pasado 18 de diciembre.

Rojo participó junto al alcalde de Valdenuño Fernández, Óscar Gutiérrez, y al resto de la Corporación municipal en los actos organizados para celebrar la obtención de este título, que “redundará en la atracción de un mayor número de visitantes al municipio y también a reconocer el trabajo de todo un pueblo en el mantenimiento de esta tradición milenaria”.

En este sentido, el delegado de la Junta en Guadalajara tuvo palabras de reconocimiento para los integrantes actuales de la botarga, y también para las generaciones pasadas que propiciaron que la fiesta llegue hasta nuetros días. De la misma manera, también agradeció el trabajo que realiza todo el pueblo para que la celebración atraiga año a año a cientos de visitantes y despierte “el sentimiento y el orgullo” de todas las personas vinculadas a Valdenuño Fernández.

Entre los actos organizados para celebrar la obtención del título de Interés Turístico Regional se ha celebrado a lo largo de toda la mañana una concentración de botargas y otros elementos representativos de las fiestas tradicionales de la provincia. En concreto, han asistido a esta representación la botarga y los mascarones de Guadalajara, la botarga adulta e infantil y los vaquillones de Robledillo de Mohernando, las mascaritas de Salmerón, el tío Taratura de Romanones y las botargas de Mazuecos, Tórtola y Montarrón. El delegado de la Junta ha destacado “la inmensa riqueza etnográfica” con que cuenta la provincia de Guadalajara y ha explicitado el compromiso del Gobierno de Emiliano García-Page para “promover, mantener y proteger nuestras tradiciones”.

Una tradición que ronda los 300 años

Alberto Rojo recordó que la celebración de la Fiesta del Santo Niño Perdido consta en documentos del año 1791. “Estamos a dos años de que se cumpla el 300 aniversario de esta fecha, que merecerá una celebración especial”, ha señalado y ha invitado al Ayuntamiento y a los integrantes de la botarga a trabajar de manera conjunta con el Gobierno regional para hacerlo posible.

La Fiesta del Santo Niño Perdido se celebrará mañana por primera vez con el título de Interés Turístico Regional. En ella se recrea un hecho acaecido en 1721, cuando un niño se perdió y después de que todo el pueblo lo buscara, apareció finalmente en la iglesia. La fiesta repite la búsqueda año tras año, pero con una botarga acompañada de 8 bailarines y un tamborilero. Recorren las calles del pueblo como antaño y finalizan el recorrido en la iglesia, donde los danzantes ejecutan la tradicional danza del paloteo.

Actualmente la provincia de Guadalajara cuenta con 20 Fiestas de Interés Turístico Regional. Cuatro de ellas han sido declaradas como tal durante la presente legislatura. En concreto el primer año de legislatura se declaró el Certamen de Rondas Tradicionales de Torija y este mismo año se han aprobado las declaraciones del Maratón de Cuentos de la ciudad, de la Fiesta del Niño Perdido de Valdenuño Fernández y la Cabalgata Aérea de Alarilla.

La entrada La Fiesta del Santo Niño Perdido reconocida por primera vez como Interés Turístico Regional gracias al Gobierno regional se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Más en últimas noticias de Castilla-La Mancha.