Las tres Rutas del Vino de Castilla La Mancha que, hasta la fecha, se han constituido -La Mancha, Valdepeñas y Manchuela- con el apoyo de Acevin, de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha y de las Denominaciones de Origen; fueron presentadas en Ciudad Real en el marco de FENAVIN, dentro del espacio institucional que la Junta Regional tiene en la Feria del Vino. La presidenta de Acevin, Rosa Melchor, fue la encargada de poner en valor las rutas y el trabajo realizado, dando paso a los presidentes de cada una de ellas que se encargaron de aportar algunas claves de estos nuevos productos enoturísticos. La Consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, cerró el acto.

Después de dos años de trabajo conjunto entre las Denominaciones de Origen, la Junta de Castilla La Mancha y la Asociación de Ciudades del Vino de España (Acevin), Castilla La Mancha tiene ya tres rutas del vino constituídas; dos de ellas certificadas -La Mancha y Valdepeñas- y una ultimando el proceso, la de la Manchuela.

Las tres rutas tuvieron presencia en el stand de Castilla La Mancha en FENAVIN, donde sus presidentes, Rosa Idalia Cruz (La Mancha), Manuel López Rodríguez (Valdepeñas) y Pedro Antonio González (Manchuela), presentaron la oferta enoturística de cada uno de sus territorios.

La presidenta de Acevin, Rosa Melchor, les dio paso destacando que la constitución de estas rutas del vino era “una deuda pendiente con Castilla La Mancha”; especialmente después de perderse en 2013 la única ruta que existía en la región, la Ruta del Vino de La Mancha, “por desidia e inanición; cuando en Alcázar fuimos los precursores de Acevin y de la creación del club de producto Rutas del Vino de España”. Melchor destacó que “gracias al sentido común y la colaboración imprescindible de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha, que financia la primera certificación, y la colaboración indispensable de las Denominaciones de origen; esa mancha vacía que había en nuestra tierra -siendo los mayores productores de vino del mundo- se ha cubierto”.

Las rutas del vino son un producto enoturístico que vertebra los territorios en torno al vino, maridándolo con el patrimonio, la historia, la gastronomía y la cultura de cada zona. “Estoy satisfecha que, en apenas dos años, hayamos sido capaces de dar el pistoletazo de salida en esta región, recuperando la ruta del vino de La Mancha, certificando la de Valdepeñas y teniendo muy ultimada la de La Manchuela”, apuntó la presidenta de Acevin que recordó que todas las Denominaciones de Origen castellano-manchegas han mostrado su interés por formar parte del club de producto de Acevin y que en los próximos años se harán realidad nuevas rutas del vino en la región. “Porque se trata de apostar y poner en valor la identidad de los territorios, generando turismo y riqueza de un modo sostenible”.

A través de un video promocional se pudo ver lo que ofertan las tres rutas del vino de Castilla La Mancha, que unen a este producto experiencias diferenciadas y que reúnen a un total de 137 entidades y empresas (ayuntamientos, bodegas, establecimientos hosteleros, comercios o empresas turísticas) apostando por el enoturismo.

La Consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, recordó que desde la Junta de Comunidades se ha facilitado, con un apoyo económico de 12.000 euros por ruta, la primera certificación; además de facilitar la promoción de las mismas por diferentes medios, entre ellos a través de la plataforma digital Logitravel. “Apostar por el vino como atractivo turístico es una estrategia ganadora”, señaló la Consejera, quien destacó también la importancia del sector del vino como “uno de los motores de crecimiento económico más importantes de la región”.