Los parques arqueológicos de El Tolmo de Minateda, Alarcos, Recópolis y Carranque; y los yacimientos arqueológicos de Ercávica, Las Hoyas, el Conjunto de Casares, El Ceremeño y Monsalud abrirán al público de forma continuada a partir de la próxima primavera, una vez adecuadas sus instalaciones y organizada su apertura, según se contempla en la encomienda a la empresa pública TRAGSA autorizada por el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha para la gestión de las actividades de difusión y de ocio de estos espacios.

Así lo ha anunciado el consejero de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto, en la rueda de prensa del Consejo de Gobierno, donde ha dicho que se trata de “poner en valor los parques y yacimientos, asegurando la conservación de esta riqueza y fomentando las visitas, con lo que ello supone de beneficio turístico y económico para las zonas en las que se encuentran de acuerdo con los objetivos del Plan Estratégico de Cultura”, y ha avanzado que el Gobierno regional trabaja en el estudio de la ampliación de la Red de Parques con la incorporación de los yacimientos de Valeria en Valeria; Libisosa en Lezuza, y el Cerro de las Cabezas en Valdepeñas.

Y ello, porque según ha resaltado, “el Gobierno de Emiliano García-Page ha considerado desde el inicio de la legislatura que era necesario revertir una situación a la que se ha llegado con el paso del tiempo y recuperar estos focos de la cultura potenciando una gestión eficaz e incluso incorporando yacimientos a la Red de Patrimonio Arqueológico de Castilla-La Mancha e iniciando el estudio para la declaración de nuevos parques en el futuro”.

Felpeto ha comentado que la situación geográfica, en el medio rural, así como la dispersión y singularidades de todos estos centros culturales, justifican que se gestionen de un modo uniforme “con el fin de que la Consejería competente en materia de Cultura pueda tener un interlocutor único a la hora de poder dar las instrucciones precisas de cómo fomentar y promocionar estos espacios para poder aumentar el número de visitas y, al mismo tiempo, poder optimizar los recursos para poder conservar y proteger estos espacios”.

La encomienda se suscribirá para el periodo comprendido entre 2019 y 2024 y para ello el Gobierno de Castilla-La Mancha destinará 8.064.219 euros.

Ha señalado que esta encomienda permitirá el fomento de acciones que aumenten el número de visitantes, la mejora y puesta en funcionamiento de las infraestructuras actuales y la eficiencia en la gestión coordinada de la Red de Parques Arqueológicos y Yacimientos Arqueológicos visitables y ha concretado que inicialmente se ha previsto para el conjunto de los parques y yacimientos su apertura al público los viernes, sábados y domingos, en tanto que los miércoles y jueves estarán abiertos con visitas concertadas; y cerrarán lunes y martes.

En su intervención, ha recordado el proceso que han vivido los parques en los últimos años, que se inició con la Ley de 4/2001 de 10 de mayo de Parques Arqueológicos de Castilla-La Mancha, la declaración de cuatro de ellos -Carranque, Alarcos, Recópolis y Segóbriga- y su apertura durante años, hasta el cierre de los tres primeros en 2012 por el anterior Gobierno y la firma de diferentes convenios con administraciones que se han encargado de la difusión, visitas y mantenimiento.

De Segóbriga ha confirmado que su gestión se realiza actualmente por la Diputación de Cuenca en virtud de un convenio firmado en su día y es gestionado también por Tragsa a través de una encomienda y permanecerá como hasta ahora y ha señalado que el Gobierno regional mantiene su compromiso con este Parque y recientemente se ha iniciado la sustitución del solado en el escenario del Teatro Romano a través de TRAGSA, con una inversión de cerca de 43.000 euros.

Mejoras en El Tolmo para su inauguración

En cuanto a El Tolmo de Minateda, ha comentado que con todas las instalaciones preparadas obtuvo su declaración en abril de 2012, “pero el anterior Gobierno no tuvo intención de abrirlo y lo abandonó, de ahí el estado en el que se ha encontrado en los últimos años”.

Aquí se está actuando en la rehabilitación de la urbanización del Centro de Interpretación, en la instalación de suministro, generadores y mantenimiento de electricidad, en el acondicionamiento de edificios y caminos y en la revisión del sistema de agua y riego, entre otras cuestiones. Unas actuaciones que suponen un presupuesto superior a los 350.000 euros.

A día de hoy, se han finalizado los trabajos relativos a la revisión de los sistemas de climatización, fontanería y electricidad y reparación de pequeños elementos, y se han llevado a cabo,  revisiones de los equipos de vigilancia y seguridad.

Respecto al resto de las actuaciones necesarias para la apertura del Parque, se procederá a la dotación de los diferentes equipos y elementos que componen el sistema de abastecimiento eléctrico y en unos días se van  a iniciar pequeños trabajos de reparación y albañilería y jardinería en el área próxima al Centro de Interpretación.

Por último, para un momento inmediatamente anterior a la apertura, las actuaciones que inciden directamente en el yacimiento arqueológico y los accesos al mismo (desbroces, limpieza del yacimiento, cartelería…).

La entrada Los parques arqueológicos abrirán en primavera con un nuevo modelo de gestión que mejorará sus instalaciones y fomentará las visitas se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Más en últimas noticias de Castilla-La Mancha.