En la sesión plenaria ordinaria del mes de junio se aprobó la moción que da luz verde al inicio de los Presupuestos Participativos de cara a 2018 -con los votos en contra del PP- así como la aprobación de la cuenta general de 2016, la convocatoria, por unanimidad, de las bolsas de trabajo tipo A y B e instar al Gobierno nacional a ampliar las partidas destinadas a la prevención y lucha contra la violencia de género y políticas de igualdad.

Entre los puntos llevados a debate en el Pleno Ordinario del mes de junio, destacaron los relacionados con los Presupuestos Participativos, la aprobación de la Cuenta General del ejercicio 2016, la convocatoria de bolsas de trabajo tipo A y B y la moción, presentada de urgencia por IU, relativa a la ampliación de partidas en los Presupuestos Generales del Estado para las políticas de Igualdad y prevención y apoyo a las víctimas de violencia machista.

En cuanto a la propuesta de Alcaldía para la constitución de una comisión técnica consultiva con la finalidad de elaborar el reglamento que servirá como base para iniciar en 2018 los Presupuestos Participativos; reglamento que deberá ser aprobado en última instancia por el Consejo Vecinal, salió adelante con el apoyo de todos los grupos municipales a excepción del PP. El argumento esgrimido por los populares y que expuso el edil Eduardo García Villajos, fue la “no necesidad” de convocar la citada comisión existiendo ya un organismo de participación como el Consejo Vecinal, cuyo principal objetivo no es otro que decidir sobre el destino de las partidas presupuestarias que se abrirán a la participación ciudadana, relacionadas con el Capítulo de Inversiones.

IU y Equo apoyaron la propuesta del PSOE que ya aparecía contemplada en los programas electorales de estos tres partidos. Maribel Ramos, portavoz de IU, ante la complejidad de esta nueva forma de participación, propuso la programación de unas Jornadas Técnicas en las que se invite a alcaldes, concejales y técnicos de otras ciudades y poblaciones en las que ya exista la experiencia de la puesta en práctica de Presupuestos Participativos; principalmente con el fin de compartir su experiencia e informar a políticos y ciudadanos sobre la forma de llevar a término esta iniciativa. La propuesta fue aceptada por el equipo de Gobierno. En cuanto a Equo, calificó los Presupuestos Participativos como una “potente herramienta de gestión, abierta a la transparencia, a la comunicación y el empoderamiento de la ciudadanía”.

La primera edil llamó la atención del PP, remarcando que “hablaban sin saber”, ya que el objeto de la constitución de la comisión mixta no es otro que la elaboración de un reglamento que, finalmente, deberá aprobar el Consejo Vecinal, auténtico organismo de participación ciudadana que decidirá sobre los presupuestos; después que los representantes de los cinco distritos territoriales de la ciudad les trasladen sus sugerencias.

Cuenta General 2016

La Cuenta General de 2016 fue aprobada con los votos a favor del PSOE, la abstención de Equo e IU y los votos en contra del Grupo Popular. Un balance económico que fue visto positivamente -con algunas salvedades- no sólo por el equipo de Gobierno, sino por los grupos de oposición de izquierdas. Tan sólo el PP realizó una valoración negativa del ejercicio económico de 2016. Entre los puntos positivos destacados por PSOE, Equo e IU: la efectividad el Plan de Saneamiento que ha reducido el gasto público y la mejora del sistema de recaudación tributaria. En cuanto a los puntos a mejorar, la liquidez de las arcas municipales y modificaciones relativas a la justicia distributiva, para que las empresas que presentan una mayor facturación contribuyan con un pago más elevado de impuestos; como así demandaron los grupos de oposición de Equo e IU.

Bolsas de Trabajo

También salió adelante por unanimidad la moción de Equo relativa a la convocatoria de bolsas de trabajo tipo A y B. La primera de éstas que concentra a las personas que quedan fuera de oposiciones y procesos selectivos para cubrir vacantes, y la segunda -también con pruebas selectivas- destinada a cubrir puestos de trabajos públicos no contemplados en la Relación de Puestos de Trabajo de la Administración Local, pero que puntualmente pueden ser necesarios.

En la actualidad sólo existen en el Ayuntamiento alcazareño las bolsas de tipo C, que suelen convocarse de forma excepcional, después que el PP decidiera prescindir de las bolsas A y B; a pesar que los diferentes sindicatos demandaran -ya durante el pasado mandato- la constitución de las citadas bolsas.

Por parte del actual equipo de Gobierno, la concejala de personal, Amparo Bremard, aseguró en Pleno que ya tenían contemplada la constitución de las citadas bolsas que siguen demandando los representantes sindicales.

Finalmente, después de negociar el modo de llevar a término la propuesta, todos los grupos estuvieron de acuerdo en convocar a la Mesa General de Contratación, antes que finalice el mes de julio, para decidir qué vacantes y puestos de trabajo necesita cubrir el Ayuntamiento, convocar las mesas de trabajo y el organismo encargado de su seguimiento.

Políticas de Igualdad

A destacar también, la moción presentada de urgencia por IU encaminada a instar al Gobierno Nacional a ampliar las partidas presupuestarias destinadas a la lucha contra la violencia machista y políticas de igualdad. Partidas que recogen las ayudas económicas y dotación de recursos de apoyo a las víctimas de violencia y acciones de prevención. La propuesta salió adelante con el apoyo de todos de los grupos municipales, a excepción del PP que se abstuvo.

Aguas de Alcázar

El dictamen del Consejo Consultivo y el estado del proceso de remunicipalización de Aguas de Alcázar volvió a ser el tema recurrente en las preguntas del público; repitiéndose el escenario vivido ya en la última Mesa del Agua. La Plataforma criticó la acción de Gobierno con este asunto, reafirmándose en su argumento que se ha optado por una “vía errónea y lenta”; mientras que la alcaldesa, Rosa Melchor, defendió nuevamente el trabajo de los técnicos jurídicos -entre los que se incluye la Fundación Nueva Cultura del Agua, propuesta por Equo y el mencionado colectivo- que recomendaron la revisión de oficio por parte del Consejo Consultivo de Castilla La Mancha. Las preguntas devinieron en un escenario -más político que reivindicativo- en el que algunos asistentes al Pleno sugirieron la “utilización” de un asunto tan sensible como la reversión del servicio de Aguas a empresa pública cien por cien para “fines políticos y electorales”, llegando incluso a hablar de una “mano negra” que considera “está manipulando” la opinión pública y a las personas que luchan por la remunicipalización. Tanto el PSOE, como algunos de los asistentes, recordaron que la “venta de Aguas” la llevó a cabo el PP y que el resto de partidos siguen estando “en la misma lucha”.