Al igual que hiciera con los medios de comunicación, la primera edil mantuvo un encuentro informal con vecinos y asociaciones de Alcázar de San Juan para explicar el trabajo realizado en los últimos dos años, dar cuenta de la gestión y explicar los frentes que aún quedan abiertos y pretenden acometer en los dos años que restan de mandato, entre ellos los primeros presupuestos participativos.

El encuentro tuvo lugar en la tarde del martes, 13 de junio, en la bodega ‘La Tercia’. La alcaldesa, acompañada por todos los miembros del Grupo Municipal Socialista, departió con vecinos y vecinas -principalmente representantes de diferentes colectivos- explicando la gestión realizada en estos años en las diferentes áreas municipales.

Destacó el empeño del equipo de Gobierno por abrir las puertas a la participación ciudadana, a través de las diferentes Mesas y Consejos que se han conformado en este tiempo, de todas las áreas municipales, más el conocido como Consejo Vecinal que, entre otras cuestiones, ha colaborado en el diseño de la Estrategia de Ciudad (EDUSI) para la que se espera obtener fondos en la próxima convocatoria europea, y será el encargado de recoger las iniciativas vecinales de cara a los primeros presupuestos participativos que comenzarán a llevarse a la práctica en 2018. Una experiencia pionera en Castilla La Mancha en la que ya se está trabajando.

Los presupuestos participativos se llevarán a la práctica por fases, con la intención de instaurarlos poco a poco y fijar el procedimiento de cara a sucesivas legislaturas. En 2018 se iniciará la primera fase, con una pequeña partida del capítulo de inversiones sobre la que tendrán que decidir vecinas y vecinos. El modo de hacerlo será a través de distritos, que engloban a los diferentes barrios de la ciudad. En Alcázar de San Juan hay un total de 5 distritos. De la partida total, se asignará una cantidad parcial a cada uno de estos distritos para que se decida su destino, en función de las necesidades de cada zona de la ciudad. Las asociaciones vecinales, culturales, deportivas y sociales, así como alcazareños a título individual, deberán canalizar sus opiniones y propuestas a través de estos distritos. “Vecinos y vecinas decidirán a qué destinar el dinero municipal en su propio distrito. Columpios, mobiliario urbano, actividades… lo que ellos prioricen y consideren necesario para mejorar la zona de la ciudad en la que viven o desarrollan su actividad”.