Los servicios sociales de Alcázar de San Juan se adaptan a la nueva situación de emergencia en estos días de pandemia

Siguen atendiendo los casos habituales y se hacen cargo de las nuevas necesidades de las familias. No en vano son ejemplo de gestión nacional, y están reconocidos con la excelencia en la prestación de servicios.

0

Alcázar de San Juan ha destacado la importante labor que en estos días están realizando los servicios sociales y ha recordado que los servicios no solo no han  dejado de prestarse a la población sino que han aumentado en estos días de crisis sanitaria.

Según la alcaldesa de Alcázar, Rosa Melchor, los servicios sociales están funcionando “a toda máquina” porque Alcázar de San Juan, afirma, es una ciudad en la que llevamos a gala que tenemos unos servicios sociales que son ejemplo en el país y lo podemos decir con orgullo porque hemos sido reconocidos en la excelencia de la prestación de los servicios a las personas por tercer año consecutivo y aspiramos a seguir siéndolo porque tenemos un nivel que debe enorgullecer a todos los vecinos y vecinas.

Habitualmente se atienden desde los servicios sociales a unas 12 mil personas, que no se han dejado de atender, pero ahora, con la situación sobrevenida, como consecuencia de la crisis sanitaria, que trae aparejada crisis económica y social, la atención a personas se ha reforzado; todos los servicios “de cabecera” están funcionando las 24 horas del día. La alcaldesa ha querido recordar a los vecinos y vecinas que tengan alguna dificultad añadida,  con la que no contaban antes del 14 de marzo, que pueden ponerse en contacto con los servicios sociales “donde se les dará información, solución y respuesta de todo aquello que esté en nuestra mano”.

La alcaldesa ha recordado algunos de los servicios que se están prestando, se sigue trabajando en los que se prestaban y otros se han reforzado, ya que durante este tiempo “hemos hecho de todo y en todos los ámbitos”, entre los servicios que se prestan destaca  Rosa Melchor, la ayuda a domicilio, adaptándola a la situación actual de las familias, los usuarios se han mantenido “pero no solo la hemos mantenido con los que había sino que hay nuevos casos que han necesitado esta ayuda en estos días de pandemia”.

En cuanto a las personas sin hogar, “hemos mantenido el recurso; había gente sin techo cuando se decretó el estado de alarma, y por lo tanto el confinamiento, y había que darles respuesta”.

En cuanto a las personas mayores que hay en nuestra localidad, de las que muchas de ellas viven solas, se han atendido de manera personalizada,  “seis profesionales dedican su tiempo y esfuerzo a atender por teléfono a las que viven solas, y hemos conseguido contactar con más de 500 personas, muchas estaban bien y a otras se ha dado respuesta a sus necesidades”. Cada una de ellas necesitaba una cosa que se ha atendido de manera particular, citar por ejemplo la necesidad de comida ya cocinada, ayudas a la compra de alimentos, productos higiénicos o medicamentos  “en definitiva una casuística muy diversificada que hemos conseguido afrontar”.

A todo eso hay que sumar las prestaciones económicas como son la tarjeta monedero, que ya existía, para que se pueda hacer la compra. También se ha ayudando a familias con menores, en las familias que ya estaban  en el programa de inclusión, pero se han atendido a otras que han tenido necesidades puntuales en estos días.

Además no se ha dejado de atender a las mujeres con problemas en nuestra ciudad desde el Centro de la Mujer, por medio de llamadas o videoconferencias para dar respuesta a las necesidades concretas, igualmente ha permanecido abierto el Centro de urgencias a mujeres, y se ha atendido a personas que tienen necesidad de ayuda por su carencia de autonomía personal  “estamos contando con la colaboración a través de los convenios que ya teníamos, con otras organizaciones y asociaciones como Cruz roja, Protección Civil, Cáritas o In situ, con los que estamos trabajando de manera coordinada y colaborativa y quiero destacar que no se ha dejado de hacer nada de lo que hemos entendido prioritario”.

Cuando todo esto acabe, afirma la alcaldesa, habrá que realizar una radiografía de cómo queda la ciudad, para sumar todas estas ayudas sociales -que también son dinero-, a las ayudas económicas que se han puesto en marcha fruto de las subvenciones y modificaciones de los tributos “que ya están sobre la mesa y que se están trabajando y negociando con los grupos de la oposición para poder aprobarlas de manera real y efectiva en el próximo pleno, que tendrá lugar a principios de mayo si las circunstancias lo permiten, que creemos que sí”.

Por tanto se está ayudando a decenas de familias, cientos de mayores, decenas de mujeres y a la infancia en todos su ámbitos “y esto es fundamental para que salgamos los más posibles y salgamos dándoles la mano a todos aquellos a los que la pandemia les ha dado un golpe sanitario y familiar, en cuanto a la pérdida de alguna personas cercana, y a otros además un golpe en su economía, en su modo de vida, debemos ayudar para que su vida sea digna, como se merecen todos los vecinos y vecinas de Alcázar”.