La situación política en España está realmente enrarecida. La mejor solución es que Mariano Rajoy (PP) presente su dimisión antes de la votación de la moción de censura, lo que termina con las “ansias” de ser presidente de Pedro Sánchez (PSOE) y deja la decisión a la población en edad de votar.

Esta sería la decisión más lógica a todos, que el voto sean quien decida el próximo presidente de España.

Estaría bien que por una vez los partidos dejasen de mirarse el ombligo, los políticos de querer conseguir su porción de protagonismo, o un sueldo para toda la vida, o mejorar su imagen, … la dimisión de Mariano Rajoy y unas elecciones es el camino real correcto.

Fotografía de Redes Sociales de Rajoy.