En la mañana del miércoles, 6 de noviembre, la alcaldesa de Alcázar de San Juan, Rosa Melchor y el concejal de obras, Javier Ortega, visitaron la explanada del final de la Avenida de la Constitución para reunirse con algunas de las vecinas y vecinos de la zona y mostrarles el proyecto de remodelación integral que dotará esta entrada a la ciudad con un nuevo parque lineal. En la realización del proyecto se han tenido en cuenta las sugerencias de la vecindad, además de los criterios de sostenibilidad, inclusión y sostenibilidad implícitos en todas las obras acometidas por el actual equipo de Gobierno.

Alcázar de San Juan verá remodelada otra de las entradas a la ciudad, como ya ocurrió con la Avenida de Cervera o la de Adolfo Suárez, donde se instaló la conocida locomotora de la rotonda. En esta ocasión se trata de la explanada que se encuentra en el acceso de la Avenida de la Constitución, frente al Hospital Mancha Centro, próxima a las carreteras que comunican la ciudad con otras localidades como Campo de Criptana, Quero, Miguel Esteban o Quintanar de la Orden. Un espacio que lleva más de 30 años sin que se haya acometido ninguna actuación.

Tras una reunión mantenida hace meses con las vecinas y vecinos de la zona, para tener en cuenta sus sugerencias y diseñar un proyecto acorde a las necesidades de esta área urbana, teniendo en cuenta también el movimiento de tráfico y la gran afluencia de personas que se acercan hasta el centro hospitalario; en la mañana del miércoles, 6 de noviembre, alcaldesa y concejal de obras se acercaron hasta el lugar para mostrarles el proyecto de remodelación integral que contempla la construcción de un nuevo parque lineal.

El citado parque lineal, que comenzará a construirse a lo largo del mes de noviembre -con una ejecución prevista de aproximadamente 3 meses- contará con una zona de aparcamiento de vehículos, 1.000 metros cuadrados de césped natural, zona de recreo peatonalizada, dos zonas verdes con plantas aromáticas y coníferas, además de un parque infantil inclusivo. Todo ello dotado con las infraestructuras urbanas necesarias, tales como una valla perimetral para proteger la zona del tráfico, 14 columnas de luz, bancos y papeleras, así como una zona de aparcamiento para bicicletas.

En la construcción del parque lineal también se tendrán en cuenta, como en todas las obras que se realizan en la ciudad, criterios de accesibilidad. “Estamos trabajando porque Alcázar sea una ciudad sostenible, accesible e inclusiva”, comentó la alcaldesa, explicando que se ha tenido en cuenta una zona de aparcamiento para bicicletas que sirva de apoyo al carril bici que recorre la ciudad y que seguirá ampliándose; así como la incorporación de columpios inclusivos en el parque infantil y la completa accesibilidad.

El proyecto ha sido muy bien recibido por vecinas y vecinos que la próxima primavera podrán disfrutar de esta nueva zona verde de recreo.