El Ayuntamiento de Alcázar de San Juan tiene previsto iniciar las obras para la remodelación de la Plaza de España en 2020, después del verano y la celebración de la Feria y Fiestas. Obras que dotarán este espacio de mayor superficie peatonal, suprimirán barreras estéticas, la proveerán de sombra mediante entoldado y añadirán más zonas verdes. Un proyecto que pretende conservar el espíritu de foro de encuentro y mercado de la plaza original, para seguir celebrando en ella eventos como Cervezalcázar que celebró durante el pasado sábado, 28 de septiembre, su IV edición.

La fiesta de la cerveza artesana, “Cervezalcázar”, forma parte del calendario turístico y gastronómico de Alcázar de San Juan. Un evento, que como tantos otros, tiene lugar en la Plaza de España, centro neurálgico de la ciudad. Un total de 8 cerveceras, todas de Castilla La Mancha, a excepción de una de Valdemoro (Madrid), una foodtruck, un stand de empanadillas, cortador de jamón, catas, pantalla gigante y música de DJ¿s, formaron parte del Oktoberfest alcazareño que en 2019 ha cumplido cuatro años. Una actividad organizada por “La Primera”, cerveceros de la ciudad, con el apoyo del Ayuntamiento para difundir la cultura de este producto artesano.

Aprovechando la ocasión, la alcaldesa alcazareña, Rosa Melchor, adelantó que en 2020, después de la Feria y Fiestas, comenzarán las obras de remodelación de la Plaza de España para hacerla aún más confortable para ciudadanos y visitantes. Un proyecto que contempla ganar espacio al tráfico y ampliar la zona peatonal de este espacio, además de dotarla de sombra y más zonas verdes. “Queremos que la plaza siga siendo foro de encuentro y lugar que genere oportunidades para los empresarios locales, además de atraer visitantes con los diferentes eventos que en ella se celebran”, apuntó la primera edil, destacando el dinamismo que tiene este lugar durante todos los fines de semana. “Queremos mantener el espíritu original de la plaza alcazareña. Una plaza abierta, diáfana, lugar de encuentro, de comercio, de vida. Tenemos el diseño casi terminado. Un diseño que ha priorizado a los peatones y en el que se suprimen barreras estéticas. Una plaza más abierta donde se recupera el protagonismo del Ayuntamiento y las fachadas modernistas”.