Hace unos días nos hacíamos eco a través de este diario de la denuncia realizada por el sindicato CSIF por la precaria situación del mobiliario de las dependencias de la Policía Local de Alcázar de San Juan, donde hay sillas de las oficinas que están totalmente rotas y en uso, con agujeros y roces por todas partes, sin cumplir para nada con la legislación de riesgos laborales vigente.

Pues bien ahora, a través del la web del Ayuntamiento nos enteramos que la Policía Local de Alcázar de San Juan disfruta ya de las nuevas sillas que se solicitaron en el mes de febrero, con antelación a la denuncia presentada por el sindicato CSIF, que había sido informado del inicio de expediente para su adquisición en el Comité de Seguridad y Salud Laboral celebrado el 6 de abril. El nuevo mobiliario ergonómico cuenta con todas las características exigidas para propiciar la salud laboral.

La concejala encargada de la Policía Local, Amparo Bremard, manifiesta su asombro con la denuncia pública vertida por el sindicato CSIF acerca del mobiliario de las dependencias de este servicio municipal, concretamente cinco sillas que tienen más de diez más años y que hasta ahora eran utilizadas durante tres turnos (24 horas diarias), lo que propicia un más rápido desgaste.

“Estábamos informados de esta necesidad de mobiliario, al igual que la tienen otros servicios, y comenzamos la solicitud de ofertas el 24 de marzo. La adjudicación para la adquisición de 18 sillas, cinco de ellas para la Policía Local, se produjo el 11 de mayo y las sillas han llegado al Ayuntamiento el 26 de junio”.

Un proceso del que ya tenía conocimiento el mencionado sindicato, puesto que se respondió a su demanda en el Comité de Seguridad y Salud Laboral celebrado el 6 de abril, informando la propia edil sobre el inicio del expediente en el mes de febrero para la adquisición del suministro de sillas, que comenzó a materializarse el 24 de marzo con la solicitud de tres ofertas que posteriormente fueron a mesa de contratación.

Las nuevas sillas ya están en los correspondientes servicios y cumplen la normativa de prevención en riesgos laborales exigida: asiento ajustable, respaldo ergonómico, dotadas de ruedas y reposabrazos y recubiertas de material transpirable.

En cuanto a las sillas que se encuentran en mal estado, no presentan problemas de estructura, sólo de tapicería y serán reparadas.