Piscinas naturales: ventajas, inconvenientes y tipología

Las piscinas naturales no emplean métodos artificiales para depurar el agua, sino que se realiza de forma natural sin productos químicos como el cloro. Bañarse en ellas es como hacerlo en un lago o ríos de aguas cristalinas. A continuación te mostramos las ventajas, inconvenientes y tipología.

¿Qué son las piscinas naturales?

Las piscinas naturales utilizan un sistema de depuración del agua de manera natural. Se realiza mediante plantas que ayudarán a oxigenar y eliminar los nutrientes que permiten que se propaguen microrganismo como larvas de mosquitos, algas… Se reproduce un ecosistema vivo que se autorregula solo.

El ecosistema de estas piscinas se divide en dos zonas: la zona de baño y la zona de regeneración del agua que está formada por sustratos de filtración como plantas, grava, arena… Las plantas son al alternativa al cloro y depurar y purifican el agua de una manera parecida a como actúa la naturaleza.

Las piscinas naturales son ecológicas y saludables para la salud pero además ahorrar con ellas. No invertirás en productos químicos para depurar el agua. Al no utilizar esos productos no solo saldrá beneficiada tu piel, pelo y ojos, sino que respetarás más el medio ambiente.

Cómo funcionan las piscinas naturales

Piscinas naturales: ventajas, inconvenientes y tipología 25

En el mecanismo de depuración del agua en las piscinas naturales se emplea un sistema que se denomina fitodepuración. Las plantas son las que depuran el agua al absorber con sus raíces los nutrientes del agua y a su vez lo oxigena. Con su fotosíntesis mantiene los parámetros CO2-O2 en los niveles correctos, que inciden en el PH del agua y en numerosos procesos biológicos.

En función de la calidad del agua de las piscinas naturales se pueden utilizar diferentes plantas tanto subacuáticas como de ribera.

Piscinas naturales: ventajas, inconvenientes y tipología 26

En las zonas diferenciadas de estas piscinas, la zona de baño es la que tiene mayor profundidad para poder bañarse y nadar. La otra zona de depuración es menos profunda y es donde se encuentras las plantas y los elementos que se encargan de depurar y limpiar el agua. Suele ocupar el 30% de todo el espacio.

¿Por qué construir una piscina natural en el jardín?

Piscinas naturales: ventajas, inconvenientes y tipología 27

Existen una serie de ventajas para que puedas decantarte por las piscinas naturales:

Se integran perfectamente en el entorno, con un diseño personalizado y adaptado a la forma del terreno. La clave es diseñar un espacio que imite un entorno natural como un lago o rio.

En las piscinas naturales el agua se mantiene limpia y saludable por medios naturales.

Al depurar el agua de manera natural sin emplear productos químicos no requieran un gran mantenimiento y su consumo energético es menor que las piscinas convencionales.

Piscinas naturales: ventajas, inconvenientes y tipología 28

Otra ventaja es que se elimina el riesgo de sufrir reacciones alérgicas al cloro y otros agentes químicos. Bañarse en agua natural tiene beneficios para la piel.

El ahorro de agua es otra de las ventajas que ofrecen estas piscinas. No es necesario cambiar constantemente el agua, además se puede utilizar para riego.

Necesitan un mantenimiento mínimo: dos limpiezas de fondo al año.

En este tipo de piscinas aumenta la biodiversidad, ya que ofrecen un lugar donde las aves se pueden hidratar. Además estos animales mantendrán a raya la mayoría de insectos como mosquitos y moscas.

Se puede disfrutar de piscinas impresionantes durante todo el año y no solo en la época estival. Siempre están abiertas y ofrecen un entorno natural y tranquilo donde sentar a descansar y relajarse.

Inconvenientes de las piscinas naturales

Piscinas naturales: ventajas, inconvenientes y tipología 29

En las piscinas naturales hay que calcular cuantas personas van a bañarse normalmente para calcular las plantas que deben depurar el agua.

Este tipo de piscinas necesitan mayor espacio que las convencionales ya que necesitan dos zonas: la de baño y la depurativa. Como mínimo es necesario una superficie de 250 metros cuadrados. Y una profundidad de 2, 2 metros para que el sistema natural de depuración del agua función correctamente.

Tipos de piscinas naturales

Piscinas naturales: ventajas, inconvenientes y tipología 30

En las piscinas naturales existen diferentes configuraciones:

  • Piscina natural con zona de baño y área de depuración en el mismo vaso. En este tipo de piscina se escoge una o varias de las orillas para crear una zona con menos profundidad para colocar las plantas y elementos depurativos. También se aprovecha esta zona para situar otros elementos como los filtros que ayudan en la movilidad del agua.
  • Piscina natural con la zona de baño y área de depuración separadas. En este caso la zona de baño puede tener perfectamente un aspecto convencional y el área de depuración estar situado en otro vaso pequeño con menor profundidad. Entre ambos vasos existe una circulación de agua por donde se conecta y se transfiere el agua depurada.
  • Piscinas hibridas: En este tipos de piscinas suelen tener la zona de depuración en el viso vaso que la de baño y otra zona complementaria a la primera con un vaso independiente. Todas están comunicadas para que el agua se pueda purificar adecuadamente.

Las piscinas naturales ofrecen muchas ventajas y pocos inconvenientes. Si tienes la posibilidad de construirte una en tu jardín, no lo dudes y apuesta por ellas.

Más en la Revista de Decoración de interiores y Hogar.

La entrada Piscinas naturales: ventajas, inconvenientes y tipología se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Una nota original de Diario de Castilla-La Mancha Información.

Advertisement
Ir arriba