El Museo Municipal de Alcázar de San Juan acogió la presentación del libro de investigación de Ángel Romera y del alcazareño José Moreno Berrocal sobre la biografía de ‘Juan Calderón Espadero’; filólogo, teólogo y cervantista manchego de principios del siglo XIX.

Juan Calderón Espadero, hijo de alcazareña, desarrolló su labor en los albores de un nuevo siglo en el que el mundo experimentó una gran revolución en su paso hacia la edad moderna. Cambios económicos, sociales, tecnológicos, políticos y filosóficos que asentaron los cimientos en los que se basan los derechos y libertades fundamentales. Una época difícil, caracterizada por revoluciones, grandes descubrimientos, surgimiento de la clase obrera y el inicio de la lucha por la conquista de la libertad y la defensa de los derechos humanos.

En este escenario, el manchego nacido en Villafranca de los Caballeros e hijo de una alcazareña, comenzó a investigar la relación de la obra magna cervantina, ‘El Quijote’, con la tierra que los sustenta, La Mancha. A través de la interpretación de sus textos documentó usos y costumbres de la época e identificó lugares y escenarios. Un trabajo que sirvió de base para investigaciones posteriores de numerosos cervantistas ilustres. Calderón se enfrentó además al Estado español decimonónico, después de abrazar la fé protestante, desarrollando una interesante obra teológica y periodística.

La biografía de ‘Juan Calderón Espadero’ ha sido documentada y realizada por el profesor de historia Ángel Romera y el pastor protestante alcazareño José Moreno Berrocal, que desvelaron algunas de las claves de su obra en la presentación del libro que se celebró el pasado jueves, 28 de junio, en el Museo Municipal de Alcázar de San Juan. Presentación en la que estuvo presente la alcaldesa alcazareña, Rosa Melchor.