El diputado regional del Partido Socialista, Miguel González Caballero, ha valorado el importante descenso del desempleo en la provincia de Ciudad Real que permite que hoy haya 2.022 personas más trabajando que hace un mes y que dejan la cifra total en 52.980 personas en paro registrado, la mejor cifra desde 2011.

Un “buen dato” corroborado con una creación de empleo en todos los sectores productivos, en todos los grupos de edad y en todas las oficinas de empleo de la provincia ciudadrealeña.

El parlamentario recuerda además que los datos interanuales “nos conducen también al optimismo”, pues se ha producido un descenso de 4.502 personas desempleadas menos que en el mismo mes de 2016, el 17% mujeres.

González Caballero ha manifestado que estos datos hacen pensar que el Gobierno de Emiliano García-Page “está en el buen camino con sus políticas”. Sin duda, se trata de una consecuencia del Plan Extraordinario de Empleo “que tan buenos resultados nos ofrece en el conjunto de la región, pues debemos reconocer que Castilla-La Mancha ha experimentado, con 8.013 personas menos desempleadas, su segunda mayor bajada de la serie histórica para un mes de mayo”, ha explicado.

Respecto a las cifras de afiliación, éstas han subido en la provincia de Ciudad Real en 1.817 personas durante el último mes, y en 2.887 respecto al mismo mes de 2016, lo que pone en evidencia a juicio deGonzálezCaballero que “el descenso de paro en la región se ha producido por el aumento de la afiliación”.

Pese a estas cifras positivas, el diputado regional del PSOE ha insistido en que aún “queda camino por recorrer, por el bien de esas personas que todavía no han encontrado una oportunidad”, una tarea en que el Ejecutivo regional está inmerso en sus políticas de promoción de empleo, de incentivos para la contratación de autónomos, de planes de formación y de apoyo e incentivación empresarial.

Para finalizar, González Caballero ha citado otros parámetros que dan cuenta de la buena salud por la que atraviesa la actividad económica en la región, como son el incremento de los pedidos industriales en un 19,2%, una subida casi idéntica (19,3%) de las exportaciones en el primer trimestre del año o el hecho de que el Gobierno de García-Page pague las facturas a sus proveedores en 13 días, “y todo esto no es fruto de la casualidad”.