Según la nota emitida por el Gobierno de Castilla-La Mancha las listas de espera se están reduciendo paulatinamente, y en esta senda hay que decir que a día de hoy hay 3.884 pacientes menos que hace un año, una cifra que se traduce en una reducción del 31,5 por ciento en los seis hospitales de la provincia de Ciudad Real.

Cabe destacar en este cómputo el gran dato que registra el Hospital General de Tomelloso, que ha reducido sus listas de espera un 40 por ciento, al pasar de las 7.955 personas en mayo de 2016 a las 4.760 en mayo del presente año, es decir, 3.195 pacientes menos en ese periodo de tiempo.

Igualmente positiva es la evolución experimentada por el Hospital Mancha Centro de Alcázar de San Juan, cuyas listas de espera han bajado un 14,5 por ciento, permitiendo con ello que haya 1.881 pacientes menos.

Y el Hospital Santa Bárbara de Puertollano también registra un saldo positivo si tomamos como referencia los últimos 365 días, en este caso con una reducción de 29 personas, pero que si lo comparamos con mayo de 2013 la bajada de las listas de espera es del 34 por ciento (1994 pacientes menos).

En cuanto a los centros hospitalarios de Manzanares, Valdepeñas y Ciudad Real cabe apuntar un comportamiento menos positivo en el primero de los casos y una situación similar en los otros dos hospitales, al oscilar en unos porcentajes discretos tanto de incrementos como de reducción de las listas de espera en el cómputo mensual e interanual.

Lógicamente, este análisis hay que englobarlo en las cifras regionales, y en este sentido hay que decir que las listas de espera cerraron mayo con 1.439 pacientes menos que el mes anterior y 8.890 personas menos que en mayo de 2016 (-7 por ciento), todo ello debido al compromiso de los profesionales de la sanidad y a las diferentes medidas puestas en marcha por el Gobierno de Castilla-La Mancha.