En la tarde del martes, 5 de marzo, alcaldesa y concejales del equipo de Gobierno de Alcázar de San Juan se reunieron vecinos y vecinas del barrio de La Pradera, en la habitual asamblea trimestral. Un foro que sirve para el seguimiento del Plan Integral diseñado para este barrio, para hacer balance de las acciones desarrolladas y escuchar las demandas vecinales. La presidenta de la asociación de vecinos, Carmen Nieto, trasladó a los medios la satisfacción del barrio por el trabajo conjunto realizado en estos años.

Cada tres meses, equipo de Gobierno y residentes de La Pradera se reúnen en el centro de barrio para hacer un seguimiento al desarrollo del Plan Integral, contrastar las mejoras que se van produciendo en el barrio y detectar necesidades. Reivindicaciones vecinales que, según explicó la presidenta de la asociación de vecinos, Carmen Nieto, “son ya las mismas que pueden demandar en cualquier barrio de la ciudad. Estamos contentos por los avances positivos que ha tenido el barrio en estos cuatro años, después de la dejadez de gobiernos anteriores. Se han hecho muchas pequeñas cosas que eran necesarias y esto está motivando que haya cada vez mayor participación en las asambleas”.

La alcaldesa de Alcázar, Rosa Melchor, explicó que la línea de acción que se desarrolla en Pradera tiene el objetivo de “reactivar la ilusión de pertenecer a un barrio, mantenerlo, mejorar la convivencia, estimular el ocio saludable de los más jóvenes y recuperar la confianza en el asociacionismo vecinal. Que entiendan que juntos, con la ayuda municipal, es el mejor modo de trabajar”.

Un mensaje que vecinas y vecinos han entendido, “sabemos que el Plan Integral es ambicioso y que no era posible llevarlo a cabo en una legislatura. Por eso queremos que los próximos gobiernos lo continúen y que se impliquen de la misma forma que se está haciendo; con un contacto directo y habitual, algo que nunca habíamos tenido en La Pradera”, comentó la presidenta vecinal.

En este tiempo, La Pradera ha contado con la misma consideración que todos los barrios de la ciudad, entrando en los diferentes planes de arreglo de calles, asfaltado, bacheo o acerado. Además, y gracias al Plan Integral, se está evitando la ocupación de viviendas y se están arreglando y adjudicando viviendas sociales; realizando talleres para diferentes colectivos y acercando al barrio las nuevas tecnologías. También se ha instalado un parque infantil inclusivo -para niños y niñas de hasta 5 años- en la calle Austria, resultado de la elección vecinal a través del primer proceso de Presupuestos Participativos llevado a cabo en la ciudad.

En cuanto a las demandas, la principal se centra en mejorar la seguridad, por lo que piden que la Policía Local, además de realizar las habituales patrullas en coche, las haga también a pié y se dejen ver. Una acción que ya ha comenzado a realizarse.