En la línea de colaboración que desde hace años mantiene la Federación de Deporte Inclusivo de Castilla La Mancha (FECAM) con el Ayuntamiento de Alcázar de San Juan, el pasado sábado, 18 de noviembre, el pabellón Picasso acogió el campeonato regional de tenis de mesa que cierra la actividad deportiva de esta federación. Un evento que, por primera vez este año, ha cobrado mayor protagonismo al celebrarse de forma independiente.

El pabellón Picasso de Alcázar de San Juan acogió el pasado sábado, 18 de noviembre, el campeonato regional de tenis de mesa inclusivo que, en esta ocasión, se celebró de forma independiente al de gimnasia rítmica con el que hasta ahora compartía espacio. Una iniciativa que ha funcionado muy bien, como aseguró el presidente de FECAM, Eloy Molina, gracias a la colaboración del club de tenis de mesa de Alcázar de San Juan y de la Federación Regional de este deporte que han facilitado mesas y árbitros. Molina destacó el “cariño” que muestra siempre Alcázar al deporte inclusivo y la gran acogida que presta a estos deportistas la ciudad, con la que FECAM mantiene una estrecha colaboración, a través del Ayuntamiento, que les facilita celebrar dos campeonatos regionales al año y otra serie de actividades. Entre ellas, la reunión de técnicos que tendrá lugar el próximo sábado, 26 de noviembre, en la que, además de hacer balance, se gestarán nuevas ideas para Alcázar.

La competición de tenis de mesa de FECAM demostró, una vez más, el alto nivel de sus deportistas y el rigor en la organización de este tipo de eventos deportivos. “No debemos confundir la discapacidad intelectual con tratarlos como niños. Son deportistas como cualquier otro, que están federados, que tienen sus clubes y que entrenan todo el año para competir y demostrar lo que han trabajado. Por eso, los campeonatos tienen el mismo rigor que los de cualquier otro deporte, utilizando material e instalaciones homologadas y árbitros de la federación deportiva correspondiente”, apuntó el presidente de FECAM que recordó que en las competiciones hay dos categorías, la G1 -con arbitraje normalizado- y la G2, correspondiente al deporte adaptado y con un poco más de manga ancha, para deportistas con mayor discapacidad.

La alcaldesa alcazareña, Rosa Melchor, mostró su orgullo porque la ciudad haya sido nuevamente “capital del deporte regional”, en este caso del deporte inclusivo “que contribuye a la normalización y a la convivencia”. Consideró que este tipo de actividades “enriquecen la ciudad” y propician la “formación en valores” para los alcazareños y alcazareñas que colaboran en su desarrollo, como en este caso los integrantes del club de tenis de mesa local. “Este tipo de competiciones son siempre una buena ocasión para aprender algo nuevo. En especial, que todos tenemos capacidades distintas y que aportamos a la sociedad lo que sabemos hacer. Esta es la base de las políticas inclusivas por las que estamos apostando en Alcázar”.

La primera edil, junto con la teniente de alcalde Rosa Idalia Cruz, participó en la entrega de medallas a campeones y participantes y en la clausura del acto, en el que felicitó a clubes y participantes.

Galería Fotos