El sábado, 29 de octubre, la asociación de vecinos del barrio de Santa María celebraba su Asamblea anual ordinaria, en la que estuvo presente la alcaldesa alcazareña, Rosa Melchor, para explicar el proyecto de Presupuestos Participativos que quiere llevarse a la práctica en 2018. Vecinos y vecinas le trasladaron sus dudas y reivindicaciones.

La primera edil alcazareña trasladó a vecinas y vecinos del barrio de Santa María la intención del equipo de Gobierno de “dar un paso más” en cuanto a participación ciuadana, llevando a la práctica, por primera vez en Alcázar de San Juan, una “fórmula muy sencilla” para iniciar la experiencia de Presupuestos Participativos. Tras explicarles que se destinará un partida de 70.000 euros sobre la que podrán decidir, la división territorial de la ciudad en 7 distritos, como centros de barrio de referencia para presentar propuestas y poder votarlas y que se establecerá un calendario para que todo esto tenga lugar; Melchor insistió que “se trata de empezar a generar este hábito, aprender todos juntos y avanzar poco a poco”. En este sentido, respondiendo a las inquietudes de los propios vecinos, adelantó que el objetivo final es que, con el tiempo, se pueda decidir sobre partidas más amplias “que afectan a toda la ciudad”, además de las inversiones por distrito.

Del mismo modo expresó la alcaldesa a vecinas y vecinos su deseo que esta experiencia pionera en Castilla La Mancha -después del intento de Albacete- se realice por consenso de todos los grupos, para garantizar su perdurabilidad en el tiempo. “Aunque desde los grupos de oposición nos están poniendo todas las pegas del mundo, no porque no estén de acuerdo con los Presupuestos Participativos, posiblemente porque no quieren que seamos nosotros quienes los llevemos a la práctica, porque se acercan las elecciones y cada uno tiene que hacer su pre-campaña”. En cualquier caso, Melchor tranquilizó a los vecinos y les aseguró que “si se empeñan en hacer política con esto”, el reglamento actual del Consejo Vecinal permite iniciar la experiencia, independientemente que después haya que dar forma a un reglamento específico para el proceso.

Demandas de los vecinos

Tras responder a las cuestiones planteadas por los vecinos y vecinas del barrio de Santa María, relativas a los Presupuestos Participativos, la primera edil escuchó las necesidades que plantean desde la asociación; tales como el cambio de ubicación de la sede a un local más accesible, revisar el estado de algunos árboles que están torcidos para evitar posibles accidentes, arreglo de jardines o cuestiones de accesibilidad como la habilitación de zonas de aparcamiento o pasos de peatones para personas con discapacidad, entre otras.