El Salón Noble del Ayuntamiento de Alcázar de San Juan acogió el pasado viernes, 29 de noviembre, el acto con motivo del Día Internacional de las Ciudades Educadoras, red a la que pertenece Alcázar de San Juan. Con el homenaje al profesorado que se jubila y la bienvenida a las nuevas maestras y maestros que ocuparán su lugar, así como la presentación del nuevo Plan de Educación Patrimonial que ofertará ahora el Ayuntamiento a los centros escolares, se puso de relieve la importancia de la educación y la corresponsabilidad de toda la sociedad alcazareña para la consecución de la formación integral de pequeñas y pequeños ciudadanos.

Por tercer año consecutivo, Alcázar de San Juan rindió homenaje al profesorado que se jubila. Un acto incluido en la celebración del Día Internacional de las Ciudades Educadoras, red mundial a la que pertenecen 233 ciudades de todo el mundo, entre ellas, Alcázar. Además de agradecer el trabajo y la vocación de quienes han dedicado su vida a la enseñanza, se incluyó la novedad de dar la bienvenida a las mujeres y hombres que ocuparán su lugar. “En vuestras manos ponemos lo mejor que tenemos en nuestra ciudad”, dijo a las nuevas profesoras y profesores el concejal de Educación del Ayuntamiento alcazareño, Mariano Cuartero; quien se encargó de leer el manifiesto de las Ciudades Educadoras y presentar el nuevo Plan de Educación Patrimonial.

“Se trata de un plan que se ha elaborado desde la Concejalía de Educación, con la participación de todas las áreas municipales”. Un plan interdisciplinar que pretende dar coherencia a actividades que ya se estaban ofertando a los centros educativos desde el Ayuntamiento -como las visitas guiadas o teatralizadas a recursos patrimoniales- además de proponer nuevas acciones encaminadas al conocimiento de la historia, la evolución cultural, los recursos artísticos o naturales, así como el patrimonio inmaterial de la ciudad. Un plan que se ofertará a los centros educativos pero que va más allá, “queremos que el patrimonio sea una herramienta formativa para nuestros jóvenes, pero que implique también a toda la sociedad. Por eso no irá dirigido exclusivamente a los centros educativos, también a mayores y otros grupos, como el alumnado de la Universidad Popular”. El concejal de educación señaló que “lo que se conoce se aprecia. Lo que se aprecia se protege. Conocer nuestro pasado es básico para entender el presente y encarar el futuro que queremos”.

La alcaldesa alcazareña, Rosa Melchor, que no faltó a este acto conmemorativo, resaltó la “necesaria corresponsabilidad” de toda la sociedad en la educación de niñas y niños. No sin antes destacar el valor del profesorado en esta tarea. “De todos depende formar buenos ciudadanos, con pensamiento crítico, participativos y que conozcan su identidad. La educación no es un área aislada. Aun no siendo competencia municipal, nuestro equipo de Gobierno está comprometido con la educación”.

La primera edil señaló también que el mes de noviembre ha sido muy positivo para Alcázar, por diferentes motivos. Entre ellos, el reconocimiento por tercer año consecutivo a la excelencia en la prestación de Servicios Sociales, la celebración del 25 aniversario del Hospital Mancha Centro o el primer año de vida de la Residencia Comunitaria de Salud Mental. “Son acontecimientos que muestran los numerosos servicios que oferta Alcázar y nuestra preocupación por el bienestar de la ciudadanía”; un bienestar en el que aseguró ocupa un lugar destacado la educación.