Alcázar de San Juan estaría preparada para la fase 1 de desescalada covid-19

En una comparecencia telemática para dar cuenta de la gestión municipal durante la alerta sanitaria

La alcaldesa de Alcázar de San Juan, Rosa Melchor, ha comparecido en el salón de plenos del ayuntamiento, en una rueda de prensa telemática que ha comenzado trasladando el pésame a personas y familias que han perdido un ser querido a consecuencia del coronavirus.

Asimismo ha enviado un mensaje de fuerza y ánimo a aquellas personas que siguen luchando para vencer al virus. A renglón seguido, la alcaldesa alcazareña agradeció la ayuda prestada por instituciones públicas supramunicipales, empresas que han puesto a disposición de la ciudad todos sus recursos, asociaciones, particulares, sanitarios, policías, personal de cementerio o de limpieza, en definitiva a todos los que “con su trabajo nos ha permitido estar en confinamiento evitando la propagación del virus”.

Melchor fecha en el 12 de marzo de 2020, el día en el que el gobierno municipal se puso en marcha para proteger a los vecinos de la pandemia, con la firma de decretos para el cierre de parques públicos, zonas deportivas y culturales. Desde el 15 de marzo, con el estado de alarma declarado, el gobierno municipal mantiene reuniones telemáticas a diario para coordinar las acciones de gobierno que han dado como resultado medidas como la compra de EPI´s para personal municipal, adquisición de maquinas de ozono para desinfección de edificios y vehículos municipales o la reeorganización de los servicios de limpieza, limpieza y desinfección de edificios y vías públicas desde la primera semana. Así, el Servicio Municipal de Limpieza se ha hecho cargo de las Escuelas Infantiles, colegios de primaria, IES, Escuela de adultos, Centro de Mayores, exteriores  del hospital o de centros comerciales y farmacias además de parques, plazas y calles. La Diputación de Ciudad Real se ocupó de la desinfección de los polígonos industriales, GEACAM ha venido en ocho ocasiones a desinfectar el interior de las residencias de mayores o centros de salud y la Unidad Militar de Emergencia (UME), se ha trasladado a Alcázar en tres ocasiones, para desinfectar el centro penitenciario y reforzar tareas de vigilancia y cumplimiento del estado de alarma. Las ayudas externas se han compartido también con Cinco Casas y Alameda de Cervera.

En lo que se refiere a servicios funerarios, la alcaldesa señaló que, como no podía ser menos se ha aplicado las limitaciones establecidas por Ley a los entierros y durante el periodo de crisis sanitaria se han procedido a la construcción de 48 bóvedas nuevas, estando en fase de licitación otras 24, debido al elevado número de fallecidos. “Hay que afrontar las situaciones con decisión y aportando medidas”, ha dicho Melchor, a lo que ha añadido, que “para  mi hubiera sido un enorme dolor, tener que haber improvisado una morgue por no haber previsto mayor numero de sepulturas cuando eran requeridas”.

Sobre las cifras de fallecidos, la alcaldesa alcazareña ha aportado el número de bajas del padrón, del 1 de marzo al 30 de abril de 2020. En este periodo, se dieron de baja un total de 188 vecinos; 109 el pasado mes de marzo y 79 en abril.  Si comparamos con el mismo período del año anterior, encontramos que en marzo de 2019 se registraron 25 bajas en el padrón y en abril de 2019, un total de 26 bajas.

“Es la peor parte de la pandemia, es el peor momento de la historia reciente de Alcázar de San Juan sin lugar a dudas y sin ningún tipo de eufemismo. Hemos tenido momentos complicados en lo social, en lo político y en lo económico. Pero, un momento como éste, no se vivía en muchísimas décadas.”, afirmó Melchor.

Dada la complicada situación que viven muchas familias, se reorganizó inmediatamente los recursos de los Servicios Sociales que han seguido prestando sus servicios habituales, como la Ayuda a Domicilio con equipos de protección para trabajadoras; se adaptaron horarios para usuarios nuevos; se atendieron a personas sin hogar, los tres primero días en el Centro Cívico con INSITU y posteriormente la reapertura del Albergue Samaría – Caritas- Insitu. No se ha dejado atrás la atención primaria, el servicio de comidas, de compra de alimentos o apoyo psicológico. Se ha mantenido la Atención a la Mujer en el CUR y la atención a las personas mayores. El ayuntamiento también ha coordinado la organización de la Policía Local para la Vigilancia y cumplimiento del estado de alarma así como apoyo a personal sanitario.

Durante el estado de alarma, el ayuntamiento de Alcázar de San Juan, ha mantenido desde el 16 de marzo el comedor escolar con recursos propios y desde el 24 de marzo, en coordinación con la JCCM. Igualmente el ayuntamiento ha apoyado el reparto de dispositivos digitales a alumnos de infantil y primaria para reducir la brecha digital.

Otros aspectos gestionados por el gobierno municipal alcazareño, tienen que ver con la confección de mascarillas. El ayuntamiento adquirió la tela necesaria, después de que un grupo de voluntarias se prestara a coser mascarillas. El equipo está formado por 246 costureras, 79 personas han embolsado y 70 las han repartido. La esterilización se ha hecho en el Hospital Mancha Centro y la recogida y entrega ha corrido a cargo de voluntarios de Cruz Roja.

En este periodo de estado de alarma, se ha mantenido el transporte colectivo, aplicando medidas de seguridad tanto para trabajadores como para usuarios.

En su comparecencia, Rosa Melchor también ha insistido en la colaboración del gobierno municipal con las autoridades sanitarias, ya que desde el primer momento ofreció las instalaciones deportivas municipales, miembros de Protección

Civil han procedido al reparto a domicilio de la medicina para enfermos crónicos. Tareas de mediación y búsqueda de Equipos de Protección y camas donde fueron necesarias así como la búsqueda de alojamiento para sanitarios. El ayuntamiento alcazareño, también se ha ocupado de canalizar donativos de particulares, instituciones y empresas para hacerlos llegar tanto al hospital como a los recursos residenciales que lo necesitasen.

En cuanto a las medidas económicas, muchas se pusieron en marcha en los primeros compases de la pandemia; medidas como la Cuota CERO a las terrazas; subvenciones al 50% al IBI para locales comerciales y subvenciones al IBI residencial de parados;  subvenciones tasa basura autónomos– PYMES; subvención a vehículos de empresa o prorrata del precio público por ocupación locales y naves del centro de empresas. Asimismo se amplían los plazos para el pago de IVTM hasta el 5 de junio y el IBI urbana desde el 31de agosto hasta el 5 de noviembre de 2020.

Decisiones que se han tomado en “unos días muy difíciles para todo el equipo de gobierno, intentar y conseguir abstraernos al dolor para tomar decisiones que beneficiasen a nuestros vecinos”, señala Melchor.

“Gracias Alcázar. Gracias a la generosidad y solidaridad demostrada una vez más por la mayoría de los vecinos, empresas y  asociaciones de nuestro pueblo que junto a las administraciones públicas  han hecho que se hayan podido salvar cientos de vidas. Generosidad en forma de calzas, tractores, agua, medicinas o libros”, entre otros, recuerda la alcaldesa.