Miembros de la Corporación Municipal y empleados municipales guardaron este martes, 23 de mayo, un minuto de silencio a las puertas del Ayuntamiento en repulsa del atentado suicida que se cobró 22 muertos y más de 50 heridos en Manchester, durante la celebración de un concierto. La primera edil, en nombre de los cuatro grupos municipales, condenó la violencia y trasladó sus condolencias a los familiares de las víctimas.

“Es lamentable que una vez más celebremos un minuto de silencio porque la violencia y la sin razón hayan quitado la vida a unos jóvenes que disfrutaban de un concierto. Son ya muchos los atentados y situaciones de violencia que hemos condenado en lo que va de legislatura. Es muy lamentable porque esto muestra que hay cada vez más violencia en el mundo y hemos dejado de lado la costumbre de resolver los conflictos mediante el diálogo y la palabra”.

En nombre de la Corporación Municipal al completo, la primera edil manifestó la repulsa por el acto terrorista y la solidaridad con los familiares de los fallecidos y heridos.