Durante el pasado fin de semana tuvieron lugar en Alcázar de San Juan las fiestas de San Sebastián, una de las tradiciones populares más arraigadas en la ciudad. Cientos de alcazareñas y alcazareños salieron a la calle en la mañana del domingo, 26 de enero, para acompañar al santo en su recorrido desde la iglesia de Santa Quiteria a su ermita. Una procesión que, como cada año, estuvo precedida por caballos engalanados y acompañada del sonido de cohetes. La alcaldesa alcazareña, Rosa Melchor, acompañó a los miembros de la hermandad en la celebración de esta fiesta.

Las hogueras, las tortas en sartén y la procesión del santo hasta la ermita, forman parte de las tradiciones de la fiesta de San Sebastián. Tradiciones que la alcaldesa de Alcázar, Rosa Melchor, animó a mantener y transmitir a las generaciones venideras. “Estoy contenta que hayamos sabido mantener nuestras tradiciones y podamos disfrutarlas todos juntos”. La primera edil destacó que el santo fue llevado este año a su ermita empujado por niñas y niños, “lo que asegura que tendrá continuidad”.

De la misma opinión se mostró el presidente de la Hermandad de San Sebastián, Jesús Pozo, destacando el valor tradicional que tiene esta fiesta. “Cada persona tiene sus creencias, pero San Sebastián está muy arraigado en todo el pueblo, especialmente en el barrio de El Santo. En estas fiestas se mezcla la devoción con la cultura popular, lo que hace que sean muy particulares”.

San Sebastián llegó a su ermita arropado por cientos de vecinas y vecinas que salieron a las calles para llenar el tradicional recorrido, hasta la llegada del santo a la ermita, donde la Hermandad repartió la tradicional zurra y el ‘puñao’ de alcahuetas.