ANPE espera que 2022 sea el año de la reversión de todos los recortes educativos y que la enseñanza pública y su profesorado sean prioridad

Empezaba el año y los docentes, especialmente los equipos directivos, debían hacer frente a la vuelta a las aulas después de las consecuencias del temporal Filomena, un hecho que ANPE denunció, ya que la consejería de Educación cargaba, de nuevo, toda la responsabilidad en el profesorado.

ANPE exigió a la consejería de Educación, a principios de año, que sustituyese al profesorado de forma inmediata, para no sobrecargar aún más a los docentes en activo ni mermar la calidad de enseñanza. Era necesario que los centros educativos tengan a todos los docentes para afrontar este curso escolar marcado por la pandemia.

En febrero, coincidiendo con el periodo de solicitudes, ANPE animó a las familias a que solicitasen centros públicos para sus hijos e hijas, ya que para ANPE, la enseñanza pública garantiza plenamente el derecho a la Educación de todas las personas, siendo sinónimo de calidad e igualdad de oportunidades, además cuenta con los profesionales mejor formados.

A finales de este mismo mes, y después del anuncio del presidente regional, Emiliano García Page, sobre la vacunación del profesorado de Castilla-La Mancha, y a la vista de que algunas comunidades como Madrid, Andalucía o Galicia ya habían comenzado a vacunar al profesorado, ANPE demandaba que se concretara esta medida en un calendario de vacunación y un protocolo claro que tuviese en cuenta a los grupos de docentes más expuestos, con patologías por razón de edad o más vulnerables por cualquier otra circunstancia personal.

Más tarde, ANPE mostró satisfacción ante el ansiado comienzo de dicho proceso para el colectivo docente regional, pero se pedía la habilitación de más espacios en cada provincia y que se tuviese en cuenta el lugar de trabajo o de residencia, según coincidiese la vacunación con días lectivos o de descanso, parar evitar desplazamientos innecesarios y posibles incidentes, a causa de los efectos secundarios, en los trayectos de vuelta tras la vacunación.

Durante los meses pasados, y hasta ahora, con aislamientos y confinamientos diarios de aulas, nos encontramos con que no hay un permiso específico, al que se comprometió el gobierno regional, para el cuidado y la atención de hijos e hijas que deben cumplir cuarentena por haber sido contacto estrecho de un positivo por COVID.

Para ANPE se genera una contradicción muy clara: por un lado, se obliga, en el ámbito sanitario, a que el aislamiento se produzca, pero, por otra parte, las distintas administraciones tanto autonómica, como estatal, no regulaban ni regulan un permiso específico que lo facilite.

ANPE insistió, durante el año, en la necesidad de incorporar a los centros educativos una enfermera escolar, para todas las funciones a desempeñar en los centros educativos propias de profesionales sanitarios y que no son competencia de los docentes, además, la presencia de estos profesionales en los centros educativos ayudaría a un mejor control de la pandemia.

De cara a las oposiciones de Enseñanzas Medias, que se llevaron adelante en junio, ANPE demandó para todos los aspirantes y los miembros de los tribunales, una serie de medidas que garanticen, dentro de la medida de lo posible, que las distintas pruebas se llevasen a cabo en un ambiente seguro. Finalmente, el proceso concluyó sin ningún incidente al respecto.

En el mes de septiembre, y ante otro inicio de curso marcado por la pandemia, ANPE exigió mantener la contratación del profesorado de refuerzo del curso anterior, ya que era esenciar para cumplir con las medidas higiénico-sanitarias, garantizar la educación presencial en todas las etapas y responder a las dificultades de aprendizaje del alumnado.

ANPE también reconoció esos días, la implicación y responsabilidad del alumnado y las familias, puesto que, con su buena disposición a colaborar en el mantenimiento de las medidas higiénico-sanitarias, ayudaban a garantizar un inicio de curso en un ambiente lo más seguro posible.

ANPE destacó que prácticamente todo el profesorado que se incorporaba a las aulas estaba vacunado e iniciaba la vacunación del alumnado mayor d e12 años, hechos que apuntaban al refuerzo de la seguridad en las aulas.

Fue positivo, también, mantener la casi totalidad del profesorado contratado por el COVID el curso anterior. Por, por el contrario, ANPE denunció que no se incorporó el profesorado de refuerzo desde el inicio de curso, como ocurrió el curso pasado a través del programa Refuerza-T. Este curso hubo que esperar hasta enero para la incorporación de estos docentes a los centros.

Sin embargo, para ANPE, aquel inicio de curso regional dejaba aspectos negativos como el elevado número de alumnos por aula y que no se habían incrementado las plantillas del profesorado, así como la relajación de algunas medidas contra el COVID, como el paso de la distancia de seguridad de 1,5 metros a 1,2 a partir de 3º de ESO.

Otra de las decisiones de la consejería de Educación que dificultó la organización en los centros educativos, fue la incorporación de cientos de funcionarios interinos el día 9 de septiembre, mismo día en que llegaba el alumnado, cuando su llegada debería haber sido días antes, para facilitar el trabajo y por seguridad.

Otros aspectos que ANPE resaltó como negativos en este inicio de curso eran: falta de regulación de la compatibilidad docente para desempeñar otras actividades y la falta de regulación del teletrabajo en el ámbito docente, para que se autorice a que todas aquellas actividades que no impliquen docencia directa (no solo las reuniones de órganos colegiados y de coordinación) puedan realizarse fuera del centro, especialmente por motivos de seguridad y mientras dure la situación actual de pandemia.

Otro de los temas preocupantes durante este año, fue el desarrollo normativo de la nueva ley educativa, LOMLOE y la situación del profesorado.

Desde ANPE se sigue proponiendo una Ley de la profesión docente, donde se recojan y regulen, entre otros aspectos, los requisitos de formación inicial y habilitación para todo el profesorado de las enseñanzas no universitarias, la identidad de la profesión docente, los derechos y deberes del profesorado, el desarrollo de la libertad de cátedra etc.

Una Ley de la profesión docente, junto a un Estatuto de la Función Pública Docente, en donde se regule el ingreso y acceso a la función pública docente, y a sus diferentes cuerpos docentes con una definición clara y reestructuración e inclusión de todos en el grupo A1. A su vez, el establecimiento de una carrera profesional docente desde el ingreso hasta la jubilación definitiva.

En 2021, se cumplían 20 años del Acuerdo alcanzado entre la Consejería de Educación y ANPE, junto a los demás sindicatos, para regular las condiciones de aquellos docentes que prestan servicios en más de un centro educativo, especialmente en la escuela rural. Para ANPE, es imprescindible renovar y mejorar el compromiso de la administración educativa con la Escuela Rural, por lo que es urgente alcanzar un acuerdo que mejore las condiciones laborales y económicas de aquellos docentes itinerantes y que dote de recursos personales, materiales y organizativos necesarios para seguir propiciando que la enseñanza pública llegue a todos los rincones de la región.

En octubre, el presidente Page anunciaba que, para el curso 2022-2023, se iba a reducir el número de alumnos por aula de Educación Infantil de 3 años, a 22 alumnos. ANPE considera que esta medida es insuficiente y alejada del gran acuerdo que necesita la enseñanza pública regional, reduciendo los ratios en todos los niveles educativos.

A fines de ese mismo mes, ANPE demandó a la consejería de Educación un calendario de negociación para las mejoras en la enseñanza pública y su profesorado, que debía incluir las siguientes medidas fundamentales: bajada de ratios en todos los niveles educativos, la reducción del horario lectivo del profesorado, recuperación de todo el profesorado de apoyo de Educación Infantil, recuperación del acuerdo ANPE-MEC de 1994 sobre el cobro y reconocimiento del verano de los funcionarios interinos con 5 meses y medio trabajados, nuevas y mejores condiciones para el profesorado itinerante y de la zona rural y reducción horaria remunerada para mayores de 55 años, entre otras medidas.

En noviembre, por las inclemencias meteorológicas que se producían en la región, con anuncios de alertas naranja y roja en diversas zonas por viento, lluvia y nieve, y previendo las dificultades que puedan acaecer con la llegada del invierno, ANPE pedía, que se elaborase un protocolo ante inclemencias meteorológicasque garantice la seguridad del profesorado y del resto de la comunidad educativa, con el fin último de evitar situaciones de riesgo; un protocolo que regule todos los escenarios posibles, incluida la activación automática de la enseñanza a distancia por la imposibilidad de asistir presencialmente a los centros.

Sobre la modificación de la normativa de ingreso, accesos y adquisición de nuevas especialidades de distintos cuerpos docentes, que afectarían a los próximos procesos de oposiciones, ANPE manifestó que no está de acuerdo con el nuevo sistema que se plantea, ya que ni siquiera da una repuesta satisfactoria a quien teóricamente va dirigido y es un sistema claramente mejorable. Además, ANPE entiende que crea una enorme inseguridad jurídica con la inclusión en estos procesos de las plazas de reposición y no sólo de estabilización, además de otros planteamientos que no están suficientemente claros.

Finalmente, y ante la preocupación en ANPE por el avance de ómicron en los centros educativos de la región, ANPE exige que se pongan en marcha una serie de medidas, junto a la vacunación, para aplicar a la vuelta de vacaciones: comunicación inmediata de situaciones de riesgo y aplicación de un protocolo actualizado de prevención; priorizar al colectivo docente y personal de servicio de los centros educativos en la siguiente fase de la campaña de vacunación; un plan de supervisión de ventilación de las aulas; un plan de digitalización; suministro de mascarillas FFP2; vigilancia y asesoramiento a todos los centros educativos por parte de personal técnico del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales; reducción de ratios y aplicación de desdobles; e incorporación de personal de apoyo para entradas, salidas, recreos, lavado de manos y todas aquellas situaciones que precisen de más personal, entre otras.

En otro orden de temas y ante el aumento y la proliferación del mal uso de las redes sociales y de los grupos de mensajería en los entornos escolares durante este año, ANPE ponía en marcha una campaña sobre el buen uso del móvil y las redes sociales en centros educativos dirigida fundamentalmente al alumnado de Enseñanza Secundaria, Formación Profesional y Bachillerato, y otra sobre el buen uso de los grupos de WhatsApp de padres y madres, ante el aumento de conductas como faltas de respeto, calumnias o injurias en dichos grupos.

De nuevo, ANPE quiere reconocer la actitud ejemplar del profesorado de Castilla-La Mancha, así como valorar el gran esfuerzo que han hecho, al igual que ocurrió al final del curso pasado, en la planificación, preparación y puesta en marcha del presente curso escolar, incluso asumiendo para ello competencias que no son del ámbito docente y sí del sanitario.

Así mismo, ANPE también resalta la actitud de responsabilidad del alumnado y de las familias. contribuyendo todos ellos a minimizar los riesgos de contagio en los centros educativos.

ANPE desea, para el año 2022, alcanzar un acuerdo para que se puedan poner en marcha la mayoría de las medidas al inicio del curso 2022-2023.Un Acuerdo que incluya:
• Reducción del número de alumnos por aula en todos los niveles educativos, ya que actualmente solo se contempla una insustancial reducción en el primer curso de Educación Infantil.
• Reducción del sobrecargado horario lectivo del profesorado en todos los cuerpos docentes no universitarios.
• Recuperación del profesorado de apoyo de Educación Infantil.
• Aumento del profesorado en las plantillas.
• Recuperación del acuerdo entre ANPE y el MEC, sobre el cobro del verano para los funcionarios interinos.
• Especial atención a los centros de las zonas rurales y su profesorado, con un nuevo acuerdo de itinerancias y medidas específicas para la realidad educativa del entorno rural.
• Recuperación de las reducciones, remuneradas, del horario lectivo de los mayores de 55 años.
• Abordar la situación del profesorado y su futuro profesional; Ley y Estatuto de la profesión docente.
• Autonomía pedagógica y didáctica del profesorado. Autonomía menoscabada demasiadas ocasiones en los últimos años.
• Reconocimiento social y administrativo de la labor docente. Con medidas reales de dignificación de la labor docente.
• Un Plan Estratégico de Convivencia en los Centros Educativos.
• Regulación de la compatibilidad docente para desempeñar otras actividades.
• Plan para la reducción de la burocracia en los centros educativos.
• Sustitución inmediata del profesorado, entre otras medidas.

Durante este año que termina, para ANPE, el profesorado ha demostrado estar a la altura de las difíciles circunstancias, al servicio, con su profesionalidad y dedicación, del conjunto de la sociedad. Procurando en todo momento la aplicación de protocolos higiénico-sanitarios y la creación de entornos escolares seguros, al igual que dando continuidad a la imprescindible actividad lectiva presencial.

Por eso, para ANPE el 2022 tiene que ser un año de recuperación definitiva de todos los recortes que aún perduran en Educación, es momento de invertir en el futuro, de invertir en la Enseñanza Pública y su profesorado.

La entrada ANPE espera que 2022 sea el año de la reversión de todos los recortes educativos y que la enseñanza pública y su profesorado sean prioridad se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Una nota original de Diario de Castilla-La Mancha Información.

Ir arriba