Archivada de forma provisional la querella contra el ex alcalde de Alcázar de San Juan, José Fernando Sánchez Bódalo (1999-2011) y los concejales entonces de Aguas, Benito Montiel y de Hacienda, Ana Belén Tejado. Se les acusó por parte del gobierno liderado por el Partido Popular y Ciudadanos por Alcázar (UCIN) de varios delitos relacionados con la gestión de la empresa municipal de Aguas. También se incluía en la denuncia a trabajadores y funcionarios del Ayuntamiento alcazareño.

El titular del juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Alcázar de San Juan (Ciudad Real) ha considerado que no hay indicios de delito, según el auto con fecha de 29 de mayo…

Noticia completa en Cadena SER.