Artículo del presidente regional, Emiliano García-Page, con motivo del Día Internacional de las Mujeres: De igual a igual

Centrándome en éste, diré que sí existen otras desigualdades, otras violencias y otros planetas. Pero eso no implica que la conquista de la igualdad entre mujeres y hombres sea plena, que la violencia de género no exista o que la tierra sea plana. Igual no conocemos todos los secretos del universo, pero plana, plana, no es.

Sé que he comenzado irónicamente, pero no término de comprender cómo, para algunas personas, es tan difícil ver que el hecho de que las mujeres cobren pensiones más bajas, tengan peores condiciones laborales y salarios, ocupen menos puestos de responsabilidad o no hayamos leído nunca (o casi nunca) en un libro de texto los logros de las mujeres a lo largo de la historia, es algo aleatorio. Tiene que tener alguna explicación más allá de aquello tan manido de que ‘las mujeres son el sexo débil’ o que son menos capaces o menos trabajadoras.

Hoy no hay nadie (excepto los talibanes) que se atreva a sostener que las mujeres tienen menos inteligencia, capacidad, resistencia o tesón que los hombres. Y si eso es así, ¿por qué hay menos que destaquen en casi todos los ámbitos?

¿Por qué hay menos catedráticas, rectoras, presidentas, investigadoras, empresarias, deportistas o artistas de renombre que entre los hombres? Solo la pregunta ya da para pensar un rato.

Es posible que todo ello tenga que ver con que las estructuras de poder siguen siendo esencialmente masculinas, o con que las mujeres de manera abrumadoramente mayoritaria sean quienes se responsabilizan de cuidar en el seno de las familias, o las dos cosas a la vez. Pero lo cierto es que ellas cuidan durante la infancia y la vejez, cuidan a quienes enferman y muchas veces no cuidan sus deseos, sus aspiraciones y sus metas, porque ponen por delante de ellas mismas las necesidades de la familia.

Esas mujeres y ese esfuerzo son invisibles, se da por hecho, está establecido social y culturalmente que sea lo natural. Ya sé la frase anterior es un contrasentido en sí misma, pero simplemente es.

Así es que sí, es necesario, a mi modo de ver, seguir trabajando para que no se desperdicie ni un gramo, ni una sola brizna del talento femenino. Es necesario seguir impulsando con políticas públicas que el empleo femenino se equipare al masculino en cantidad y en calidad, para que ellas asuman puestos de liderazgo en todos los ámbitos.

Y es imprescindible que en esta sociedad ultra moderna del siglo XXI asumamos cada cual nuestra cuota de responsabilidad. En el ámbito público, sin duda, pero en el ámbito privado también. Porque las mujeres son mucho más que madres, cuidadoras, amigas, compañeras o esposas. No son un apéndice, simplemente son, como nosotros, de igual a igual.

Queda muy atrás el incendio en aquella fábrica textil que en el siglo XIX acabó con la vida de más de 100 mujeres que protestaban por mejorar unas condiciones laborales deplorables. Solo querían cobrar lo mismo que sus compañeros y acabaron muertas por ello. En su memoria celebramos el Día Internacional de las Mujeres el 8 de marzo.

Pero nuestra obligación es seguir trabajando para consolidar lo conquistado e impulsar el futuro que está por venir. Yo ofrezco mi mano para que ese futuro sea compartido de igual a igual. Ese es mi compromiso.

Emiliano García-Page
Presidente de Castilla-La Mancha

La entrada Artículo del presidente regional, Emiliano García-Page, con motivo del Día Internacional de las Mujeres: De igual a igual se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Consulta más Noticias de Castilla-La Mancha, Noticias Ciudad Real, Noticias Toledo o Noticias de Cuenca.

Ir arriba