En la tarde del jueves, 23 de noviembre, Cruz Roja celebró en la Casa de Cultura de Alcázar de San Juan su ya clásico café-tertulia -dentro de la programación de la XXII Semana Intercultural- en el que se plantearon, de forma interactiva, tópicos acerca de las personas inmigrantes que se desmontaron con estadísticas y datos.

Tanto la presidenta de la asamblea local de Cruz Roja, Conchi Herrera, como la concejala de Cooperación al Desarrollo, Bárbara Sánchez-Mateos, destacaron el carácter solidario de la población alcazareña y la buena acogida que dan a los más de 3.000 vecinos y vecinas que proceden de otros países.

El café-tertulia de la Semana Intercultural de Cruz Roja es una de las actividades que cuenta con más participación -principalmente mujeres- y que reúne a alcazareños e inmigrantes para tratar sobre diferentes temas e intercambiar experiencias vitales de forma distendida. En 2017, el tema central de esta tertulia fue la desmitificación de tópicos al respecto de la inmigración; tales como que este colectivo recibe mayores ayudas y subvenciones públicas que los españoles o que copan la atención médica de la Seguridad Social. Tópicos que, como explicó la presidenta de Cruz Roja Alcázar, Conchi Herrera, son fácilmente desmontables. “Son rumores que se pueden contrastar con datos fiables que nos ayudan a desecharlos. España tiene una legislación pensada para todos y funciona igual. Por lógica, somos muchos más los españoles los que recurrimos y utilizamos los servicios públicos. Tanto con estos, como con otros tópicos, la realidad es muy diferente a la rumorología”.

Tras 22 años celebrándose esta actividad que comenzó con la primera Semana Intercultural, desde Cruz Roja creen que han puesto su granito de arena -junto con el trabajo desarrollado por otras ONG locales, los centros educativos y el propio Ayuntamiento- para que Alcázar sea la ciudad solidaria y acogedora que es hoy en día. “Creo que hemos conseguido generar una sensibilidad, con este y otros temas, que se ha notado especialmente en los pasados años de crisis, en los que la gente se ha volcado con los que peor lo estaban pasando, quitándose muchas veces de lo suyo”.

Por parte del Ayuntamiento, la concejala de Cooperación al Desarrollo mostró la misma percepción, agradeciendo la iniciativa de Cruz Roja “que previene conductas negativas contra la población inmigrante que en Alcázar es muy numerosa, más de 3.000 vecinos y vecinas. Iniciativas como la Semana Intercultural garantizan la inclusión y conciencian a la población”.