Campo y alma, el paraguas de marca para los productores regionales

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Castilla-La Mancha celebró la publicación del reglamento de uso de la marca de garantía Campo y Alma, y estableció el modelo para solicitud de autorización; una marca que ofrece un paraguas más que interesante a productores y productos de la región que deseen acogerse a ella.

Dese la organización agraria informaron que el viernes pasado se publicó en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha la normativa que, sin duda, será un impulso para los productores, como una demostración de garantía para los consumidores. Los operadores agroalimentarios que deseen utilizar Campo y Alma, como marca de garantía, llevarán adelante el trámite de solicitud de autorización de manera telemática con la firma electrónica a través del formulario dentro de la propia web de la Junta de Comunidades.

Como se informó recientemente, uno de los objetivos principales de la nueva marca de garantía es ofrecer el máximo conocimiento acerca del origen de los diferentes productos que se acojan a la marca, de los que hay cientos en Castilla-La mancha, ordenados por marcas de calidad, indicaciones geográficas, denominaciones de origen y un listado de productos organizados por pestañas para facilitar el acceso, conocimiento y la compra del propio consumidor.

UPA recordó que la Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural creó la marca de garantía Campo y Alma con un objetivo final sencillo: distinguir en el mercado aquellos productos agroalimentarios que se produzcan, elaboren y transformen en la región y estén acogidos a una denominación de origen protegida, indicación geográfica protegida o indicación geográfica.

Con la marca, se promueve la expansión en el comercio regional, nacional e internacional de dichos productos y se garantiza a los consumidores su origen geográfico, facilitando así la identificación precisa.

Campo y Alma es una marca voluntaria que facilita a los operadores agroalimentarios con certificado de productos acogidos a una DOP, IGP o indicación geográfica, dar a conocer el origen del producto y así proporcionar a los consumidores la garantía de ese origen, con los oportunos controles por medio de organismos de control independientes; una forma de facilitar el proceso de compra y conocimiento a los consumidores y a los productores de disponer de un escaparate.

La entrada Campo y alma, el paraguas de marca para los productores regionales se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Una nota original de Diario de Castilla-La Mancha Información.

Advertisement
Ir arriba