Castilla-La Mancha garantiza la atención a los menores que actualmente se encuentra en guarda o tutela de la Administración regional.

El Ejecutivo autonómico tiene actualmente un 1121 niños y niñas bajo su tutela en dos programas distintos: menores en acogimiento residencial, que representan un total de 553 menores, y en la modalidad de acogimiento residencial familiar con un total de 523 niños y niñas en toda la región.

Acogimiento Familiar

En Castilla-La Mancha, 422 familias tienen en sus respectivos domicilios, a un total de 523 menores en acogida durante el estado de alarma. En Albacete hay un total de 157 menores en 139 familias, en Ciudad Real 157 niños y niñas acogidos en 113 hogares, en Cuenca, 60 menores están viviendo con 47 familias, en Guadalajara 58 niños están conviviendo con 47 núcleos familiares y en Toledo son 91 menores los que cohabitan con 76 familias.

Cada provincia cuenta con un equipo de psicólogos y trabajadores sociales con formación especializada en acogimiento familiar que habitualmente realizan seguimiento y atención directa con las familias y los niños de manera presencial.

Este servicio se sigue prestando pero, ante las eventualidades del Estado de Alarma, se realiza mediante seguimiento por medios telemáticos entre ellos, la atención telefónica, video llamadas, o contacto por WhatsApp.

El servicio de Infancia y Familia de cada provincia realiza contactos asiduos con las familias de acogida. Complementariamente, las entidades de apoyo al acogimiento familiar – Mensajeros de La Paz, Actia, Acofam y Colabora – han desarrollado un servicio telefónico con un número exclusivo para familias de acogida al que pueden llamar las 24 horas del día con el fin de poder atender con inmediatez una posible incidencia.

Acogimiento Residencial

En el caso del Acogimiento Residencial, en Castilla- La Mancha se atiende a un total de 552 niños y niñas repartidos en 56 hogares. De ellos, cinco son centros de primera acogida y 51 hogares para niños y niñas bajo tutela de la administración en centros residenciales. Estos hogares están  distribuidos en las cinco capitales de provincia así como en Azuqueca de Henares, Caudete, Daimiel, Talavera de la Reina y Rada de Haro.

En los hogares de acogimiento gestionados por el Gobierno de Castilla-La Mancha viven entre 8 y 10 menores y adolescentes atendidos por equipos educativos profesionales a los que se les han requerido pautas especiales, con motivo del Estado de Alarma. Sobre todo en la reorganización de turnos de trabajo y reserva de espacios para el cumplimiento de las medidas sanitarias. En algunos centros se ha dotado un refuerzo de personal para atender de forma más adecuada a aquellos niños que presentan algún tipo de necesidad especial.

Uno de los principales objetivos para el Gobierno de Castilla-La Mancha es hacer que los menores continúen con acompañamiento y tutorización por sus educadores en los contenidos académicos propios de cada edad.

Además, reciben información sobre la situación que atraviesa el país y se trabaja con ellos las necesidades emocionales que pueden derivarse de una situación de convivencia tan extraordinaria como la pautada por el estado de alarma.

La reorganización de la actividad habitual busca crear espacios para la actividad lúdica, la convivencia, la actividad deportiva y la participación. Además, se han establecido medios alternativos y telemáticos para que los menores en acogimiento residencial mantengan contacto con sus familiares por teléfono o video-llamada.

La entrada Castilla-La Mancha intensifica la protección a los menores en acogida o tutela durante el estado de alarma se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Más en últimas noticias de Castilla-La Mancha e información de La Mancha.