El turismo rural creció en Castilla-La Mancha un 7,5% en viajeros y un 21,7% en pernoctaciones en el primer trimestre del año. Son datos que ha publicado el Instituto Nacional de Estadística (INE) y que han sido valorados hace unos días, en Piedrabuena (Ciudad Real), por la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco.

Según ha explicado la responsable de Turismo,  el periodo enero-marzo de 2018 supone el record en viajeros alojados y en pernoctaciones rurales para un primer trimestre de año. El crecimiento de las pernoctaciones de extranjeros hasta marzo hace de Castilla-La Mancha supone el segundo destino del país más dinámico en demanda foránea, en este segmento de alojamiento, durante el inicio del ejercicio 2018.

La demanda extrahotelera, contemplando también campings y apartamentos turísticos, muestra un incremento del 9,7% en viajeros junto a un aumento del 28,6% en pernoctaciones entre enero y marzo.

Ascenso de viajeros en marzo

Respecto al pasado mes de marzo, la demanda de turismo rural en Castilla-La Mancha ha experimentado un ascenso del 26,1% en viajeros alojados, acompañado de una evolución más favorable en pernoctaciones (55,2%).

Así, según ha explicado la titular regional de Economía, Empresas y Empleo, Castilla-La Mancha es el octavo destino que más crece en pernoctaciones durante el mes de marzo, mientras que en términos de cuota de mercado se posiciona como el cuarto destino más visitado por los viajeros que optan por alojamiento rural, con un 7,9% del total.

Estos datos suponen los mayores registros de la serie para un mes de marzo, tanto en volumen de viajeros alojados como en pernoctaciones, en alojamientos de turismo rural en Castilla-La Mancha, superando en un 15,3% las pernoctaciones de marzo de 2016 y en un 49,5% a las de marzo de 2013, meses en los que también se celebró Semana Santa en el mismo mes.

Es significativo el crecimiento de la demanda en las cinco provincias castellano-manchegas, siendo llamativo que todas ellas crecen en pernoctaciones oscilando entre el 23,3% de Guadalajara y el 77,3% de Cuenca.

Cruces y Mayos de Piedrabuena

La consejera ha hecho estas valoraciones tras recorrer algunas de las Cruces de Mayo que estos días lucen en Piedrabuena, en la provincia de Ciudad Real, cuya celebración cuenta con la Declaración de Fiesta de Interés Turístico Regional. Como novedad, este año Piedrabuena ha contado con el trabajo del pintor y escultor de fama internacional, Pedro Castro Ortega, natural de la localidad, para el diseño de la Cruz Municipal.

Este año se han duplicado el número de cruces y se espera que aumente en la misma medida el número de visitantes.

El canto de los mayos es una costumbre muy arraigada, la música, la letra y las tonalidades difieren de unos pueblos a otros, aunque en el fondo, su temática converge entre sí. En ocasiones, los mayos profanos y religiosos se intercalan y otras veces van por separado. Piedrabuena es una de las localidades de la provincia de Ciudad Real donde más arraigo y popularidad han tenido y tienen los mayos, pero no es la única también las hay en las provincias de Albacete, Cuenca, Guadalajara y Toledo.

Aunque entre algunas de las localidades en las que se celebra la fiesta de las Cruces existe una distancia superior a 200 kilómetros, éstas mantienen elementos comunes, junto con otros propios que las difiere, algunos de ellos heredados y otros surgidos con los años.

Entre los elementos comunes cabe destacar los motivos por los que se ponen las cruces, como son promesas, devoción o simplemente por el hecho festivo. La fecha de celebración de la fiesta es el 3 de mayo, aunque en todos los pueblos se prolongan durante varios días más.

La entrada Castilla-La Mancha registra un notable incremento en turismo rural y en pernoctaciones en el primer trimestre de año se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Más en últimas noticias de Castilla-La Mancha.