El servicio de Farmacia del Hospital Universitario de Guadalajara se ha hecho con sendos premios a dos comunicaciones orales presentadas el pasado fin de semana durante la XII Jornada Científica de la Sociedad Castellano-Manchega de Farmacia Hospitalaria que se celebró en Alcázar de San Juan (Ciudad Real).

Uno de estos trabajos, desarrollado entre enero de 2014 y diciembre de 2016 por Alicia Lázaro, Adriana Álvarez, Lorena Ruiz, María Blanco y Ana Horta desde el servicio de Farmacia, y Miguel Torralba desde Medicina Interna, se llevó a cabo sobre pacientes de Guadalajara con infección por VIH que iniciaron su primer tratamiento antirretroviral en este periodo. Los objetivos de este estudio fueron cuantificar los inicios de tratamiento, describir las características epidemiológicas de los pacientes y los esquemas terapéuticos utilizados.

La investigación revelaba que la mayoría de los 57 pacientes que iniciaron tratamiento antirretroviral eran jóvenes, con una media de edad de 34 años. La transmisión de la infección por relaciones homosexuales fue la más frecuente (49,1 por ciento) seguida de las relaciones heterosexuales (31,6 por ciento) y, finalmente, el uso de drogas por vía parenteral (10,5 por ciento).

El trabajo concluía la necesidad de llevar a cabo acciones preventivas encaminadas a evitar el contagio por VIH y, como señala Alicia Lázaro, concienciar a la población de la importancia de realizar una analítica para detectar precozmente la infección por VIH para que su sistema inmunitario no se vea tan afectado ya que “un alto porcentaje de los pacientes presentaba la enfermedad en una fase avanzada”.

Medicación y disfagia

El segundo de los trabajos premiados, elaborado por Adriana Álvarez, Inés Mendoza, Eva Martín, José Ángel Gila y Ana Horta, tenía como objetivo valorar cómo se administra la medicación en pacientes con disfagia en centros sociosanitarios (CSS).

Para ello se analizó la forma de administrar medicamentos en personas con dificultades para la ingesta en tres centros sociosanitarios atendidos desde el Servicio de Farmacia del Hospital Universitario de Guadalajara. Dos de estos CSS cuentan con un Farmacéutico de Hospital integrado en el equipo.

El trabajo, que se presentó junto a otras 60 comunicaciones procedentes de hospitales de toda la región, daba a conocer la importancia de contar con personal farmacéutico integrado en los equipos de los CSS para evaluar qué medicación puede administrarse triturada y qué medicación no se puede manipular, revisando cada caso.

“La conclusión es que se maneja mejor la medicación en aquellas residencias que cuentan con un farmacéutico integrado”, explica la jefa del servicio de Farmacia Hospitalaria, Ana Horta, “y demuestra la gran labor de la farmacia hospitalaria en pacientes institucionalizados, algo en lo que el SESCAM está apostando especialmente y que no sucede en todas las Comunidades Autónomas”.

Finalmente, Ana Horta valoraba que los premios obtenidos el pasado fin de semana constituyen “una doble satisfacción y una gran alegría para este servicio, y supone un aliciente para continuar nuestras investigaciones”.