Aunque durante los meses estivales el centro infantil ‘El Tobogán’ seguirá ofreciendo servicio para permitir la conciliación de la vida famliar y laboral de muchos alcazareños y alcazareñas; el pasado jueves, 29 de junio, celebraron el final de curso con padres y madres en una cena de convivencia donde se notó el buen sabor de boca que ha dejado el primer año de funcionamiento del centro. Alcaldesa y concejal de Educación se acercaron hasta ‘El Tobogán’ y descubrieron una placa que marca la fecha de apertura de estas novedosas instalaciones.

Aprobado y con buena nota. Esa es la sensación que transmitieron padres, madres y familiares a las responsables del centro infantil municipal ‘El Tobogán’; no sólo por las novedosas y amplias instalaciones, sino por el trato y la gestión llevada a cabo durante su primer curso escolar.

La primera edil alcazareña, Rosa Melchor, y el concejal de Educación, Mariano Cuartero -que además es usuario del centro- quisieron estar presentes en el final de curso para felicitar a todas las profesionales que trabajan en él por la labor realizada en este tiempo y sumarse al comité calificador con el descubrimiento de una placa simbólica con la fecha de apertura del centro. Melchor puso en valor que “por fin” este recurso “puntero y necesario” esté a disposición de los vecinos y “funcionando muy bien”; después de haber permanecido cerrado durante cuatro años por la “dejadez” del anterior equipo de Gobierno.