¿Estás pensando en decorar una habitación infantil? Tanto si esperas la llegada de un nuevo miembro a la familia, como si necesitas renovar el espacio de los más pequeños de la casa, el artículo de hoy te interesa. Aquí tienes algunos consejos muy útiles para que sepas cómo elegir las telas para el cuarto de los niños.

Cuando pienso en un recurso especial, eficaz y versátil a la hora de decorar siempre me vienen a la cabeza las telas. Y no es extraño, ya que a través de los textiles podemos configurar el interiorismo de una habitación. Y también darle un carácter muy especial. Esto funciona igual en los espacios infantiles, por lo que es importante saber cómo elegir las telas para el cuarto de los niños. Hoy te damos algunas pautas que te vendrán de perlas. Sigue leyendo.

¿Cómo han de ser las telas para el cuarto de los niños?

Fuente: Ikea

Las habitaciones infantiles son espacios muy importantes en tu casa. Durante toda su infancia, desde que nacen y hasta que se hacen mayores, los niños pasan mucho tiempo en su habitación. No son solamente espacios para dormir, sino que allí juegan, estudian, se relacionan con sus amigos, etc. En definitiva, pasan gran cantidad de su tiempo libre en su cuarto.

Por eso es necesario que sean espacios acogedores, en los que ellos se puedan sentir a gusto, cómodos y seguros. Las telas aportan confort, además de ser un elemento muy decorativo.

A prueba de manchas

Fuente: Maisons du Monde

Pero, claro, no sirven todas las telas para el cuarto de los niños. Han de cumplir ciertos requisitos básicos para que sean apropiadas y no nos den quebraderos de cabeza. Para empezar, hemos de tener claro que se van a manchar, y mucho. Si hay algo que los niños pequeños saben hacer bien es manchar.

Por eso es fundamental elegir tejidos que sean fáciles de lavar, que puedan lavarse en casa sin problema, y que no necesiten un mantenimiento especial. Ten en cuenta que tendrás que meter los elementos textiles infantiles en la lavadora cada dos por tres. También es importante que no necesiten mucha plancha.

Fuente: Project Nursery

Además de asegurarte de que las telas para el cuarto de los niños se lavan bien, elige tejidos que sean resistentes, capaces de aguantar el trote diario al que les someterán los peques de la casa. La durabilidad de los tejidos es un aspecto a tener en cuenta. Huye de telas finas y delicadas por mucho que te gusten, si no quieres llevarte una decepción.

El algodón, el tejido perfecto para espacios infantiles

Fuente: Douwzer

La gran variedad de tejidos que existen en el mercado facilitan mucho la tarea de elegir las telas para el cuarto de los niños. Sin embargo, conocer las características de algunos de ellos te ayudarán también cuando te expliquen en la tienda la composición de cada tela.

Y es que hay determinados tejidos que se prestan muy bien para decorar los cuartos infantiles. Como el algodón, que es uno de los más naturales en todas sus versiones, más finas o con más cuerpo.

Fuente: Douwzer

La loneta de algodón, por ejemplo, resulta muy práctica y decorativa. La encontrarás disponible en un sinfín de modelos, tanto lisos como estampados. Así podrás dar rienda suelta a tu creatividad. Te servirá para confeccionar cualquier elemento, desde cojines, cortinas, colchas y ropa de cama, tapicerías, etc. Eso sí, si vas a comprarla por metros para confeccionar cualquier elemento, lávala antes ya que puede encoger con el primer lavado.

Además del algodón, otro tejido que es apropiado para la habitación de los peques es el lino, que es muy resistente y natural. No se deforma ni se deteriora fácilmente y se lava bien en casa. Sin embargo, tiene el inconveniente de que se arruga bastante, por lo que necesitará una buena sesión de plancha. El lino resulta versátil y es perfecto para cortinas, ropa de cama, cojines y almohadones, etc.

Los elementos textiles imprescindibles

Fuente: Maisons du Monde

Las cortinas son uno de los textiles fundamentales en los cuartos infantiles. Controlan la entrada de luz solar, además de decorar el espacio. Puedes elegir visillos, con o sin caída, o un estor. Esta última opción es muy práctica y moderna. Si te decides por ella, vigila que la instalación no deja cordones largos que puedan alcanzar los niños, ya que podría ser peligroso.

Fuente: Project Nursery

Los cojines también son un básico en una habitación infantil. Les aportan un plus de comodidad muy especial. Eso sí, no esperes que estén siempre colocados y en su sitio. Más bien estarán continuamente rodando por todas partes, por lo que conviene elegir cojines originales y especiales que aguanten bien los lavados, como te decía antes.

En cuanto a la ropa de cama, lo más importante es que sea natural, transpirable y confortable. Elige colores y estampados coordinados que armonicen con el resto de la decoración. Si tus niños ya son mayorcitos, puedes dejarles elegir los colores o los diseños. ¡Les hará sentirse importantes!

Puedes leer la entrada original y completa en Todas las claves para elegir las telas para el cuarto de los niños de la revista online Decoración 2.0.

Más en la Revista de Decoración y Hogar.