Durante este fin de semana la Asociación LGTBI ha celebrado diferentes actos y actividades con el fin de hacerse visible en la sociedad y normalizar la convivencia. El sábado en la Plaza de España instalaron una carpa informativa en la que se leyó el manifiesto y en la que celebraron un encuentro gastronómico con las aportaciones de cuantos se acercaron a participar en familia. Además de esta actividad, el colectivo ha realizado unas jornadas de cine con la proyección de la película Carmen y Lola, en los cines alcazareños, y el sábado por la noche en el Pub Myxtic se celebró una fiesta que homenajeó a distintas personas, y entre ellas al conocido hostelero de Tomelloso, Pepe Torres, que comenzara el los años 80 con locales punteros como fue “La Pantera Rosa”.

La asociación LGTB alcazareña está siendo una de las más activas en la zona, sobre todo en el papel de visibilizar al colectivo; en este sentido han editado un video titulado “Yo me quiero aquí” en el que reivindican las normalización social en estos aspectos.
Además en estos días tanto la fachada del ayuntamiento como los molinos lucen de arcoíris y se han pintado los bancos frente la rotonda del flamenco, en la locomotora del parque Alces, y, en la plaza, en el balcón principal del ayuntamiento, se ha colgado la bandera arcoíris símbolo de la asociación.

El presidente de la Asociación, Jesús Muñoz, apuntaba otros actos que van a celebrar en la comarca que acaban en Herencia y en Puebla de Almoradiel. Explicaba que el video que han editado, “Yo me quiero aquí”, se ha hecho viral, lo que “es importante porque da ejemplo a otras personas, demuestra que no pasa nada, que hay que hacerse visibles, que es necesario que la gente en los pueblos se haga consciente de que hay gente LGTBI y que hay que hay que hacer saberlo y normalizar la convivencia”.
Creen que en los pequeños pueblos se vive esta situación de puertas para adentro, “sigue dando miedo que nos etiqueten, que no les hagan daño a los padres, existe todavía la cultura ancestral de que los trapos sucios se lavan en casa y yo quiero dejar claro que ni soy trapo ni estoy sucio”. Somos gente normal, insiste, que trabajamos, y pagamos nuestros impuestos igual que todo el mundo.
La concejala de Igualdad, Patricia Benito, afirma que “vamos a estar a piñón apoyando al colectivo porque no es justo que te tengan que poner una etiqueta porque quieras a una persona de tu mismo sexo, debes poder querer a quien quieras”. Afirma que este colectivo va a tener siempre el apoyo del ayuntamiento porque aún queda mucho por hacer. Hay países en los que está prohibido el matrimonio entre personas del mismo sexo. Está mal visto ser homosexual, dice, hay personas a las que echan de sus propias casas por ser distintos, por eso va a ser necesario que se siga celebrando este día tan importante. Es necesario seguir celebrándolo hasta que se normalice “hay gente que pregunta y por qué no se celebra el día hetero: pues porque no hace falta; por casarte con una persona de distinto sexo no ponen pegas, si es del mismo sí ponen pegas y eso tiene que cambiar”.