El colegio alcazareño El Santo participa en el programa Erasmus+ para el intercambio de profesorado europeo y la puesta en común de las diferentes prácticas educativas. En estos días, tres profesoras de Elk (Polonia) visitan el centro y han podido disfrutar de un cálido recibimiento a través de la danza y un desayuno intercultural. La alcaldesa de Alcázar de San Juan, Rosa Melchor y la concejala de Infancia y Juventud, Bárbara Sánchez-Mateos, compartieron este momento con la comunidad educativa del centro.

La puesta en valor de la diversidad cultural y etnográfica de los diferentes pueblos europeos, dándola a conocer a través de la educación, es uno de los objetivos del proyecto ‘Dancing around Europe’ ligado al programa Erasmus+ de movilidad del profesorado europeo en el que participa el colegio público alcazareño ‘El Santo’; junto a otras escuelas de países como Polonia, Dinamarca, Italia y Bulgaria.

La coordinadora del proyecto, Ana Isabel Sánchez, destacó que éste favorece tanto al profesorado, como al alumnado de los diferentes centros y a la comunidad educativa en general, “porque se la hace partícipe en las diferentes actividades que se organizan con los niños y niñas de infantil”. Actividades como la danza popular o el desayuno intercultural que, en la mañana del martes 7 de noviembre, pudieron disfrutar en el centro alcazareño; gracias a la colaboración de la rondalla del Centro de Mayores y el grupo de Coros y Danzas de Alcázar que mostraron a las tres profesoras polacas, que durante toda la semana estarán en el colegio, el baile más popular de la ciudad, la rondeña. En el desayuno, que sirvió como bienvenida, las familias de las diferentes nacionalidades que acoge ‘El Santo’ prepararon sus platos tradicionales.

“Dar a conocer nuestro patrimonio inmaterial, a través de un lenguaje universal como es la danza, y hacer que toda la comunidad escolar se implique con un este proyecto europeo es una satisfacción para el centro, porque repercute positivamente en su vida cotidiana”, expresó Luis Zarco, director de ‘El Santo’ que remarcó que este tipo de actividades y programas de intercambio son una fuerte motivación tanto para la formación del profesorado como para el aprendizaje de alumnos y alumnas”.

Así lo expresó también una de las profesoras del pueblo polaco de Elk, Mónica, que destacó que este tipo de actividades lúdicas y “divertidas” son una buena forma para aprender las costumbres de otros países. Manifestó también la satisfacción de su centro escolar por formar parte de este proyecto Erasmus+.

La alcaldesa alcazareña destacó la “buena salud” de la educación en la ciudad, a través de programas de intercambio como en el que participa ‘El Santo’ y otras iniciativas que han hecho que Alcázar sea una ‘Ciudad Educadora’. “Alcázar es una ciudad educadora, inclusiva cien por cien, en la que hemos aprendido a respetarnos, a ser tolerantes y a tener una convivencia normalizada, conscientes que las otras culturas que vienen a vivir a Alcázar suman, aportan un valor añadido”. Aseguró que esta actitud se viene trabajando desde hace años en los diferentes centros educativos de la localidad, especialmente en ‘El Santo’ que calificó como “un colegio vivo y dinámico, implicado con la sociedad alcazareña y del que se puede aprender mucho”.

La primera edil dio la bienvenida a las profesoras polacas que tuvieron un detalle con la regidora, entregándole una pequeña muestra de productos típicos de su país.

Imágenes