El concejal de Proximidad, Javier Ortega, coincidiendo con la llegada de la mitad de la legislatura ha hecho balance del trabajo desarrollado por la Corporación Municipal en su delegación en la que destaca que se ha conseguido acabar con la inercia de municipio estancado que dejaba el anterior gobierno municipal del PP. Afirma que se ha acabado con la sensación de que no se hacía nada en el pueblo y que de nuevo se pueden ver “los chalecos amarillos” en actuaciones de obras en la ciudad. Destaca que se creó la Concejalía de Proximidad precisamente para acercar el gobierno a los ciudadanos, como una vía abierta para que los vecinos trasladaran al ayuntamiento sus peticiones y necesidades.

Quitar el miedo a acercarse al ayuntamiento, dice que se pretendía, y para ello además, se ha puesto en marcha la aplicación Línea Verde, que cree que ha sido un éxito tanto de contacto con el ciudadano como vía de solución de las demandas que se han ido planteando. El concejal quiere agradecer a todos los empleados municipales que han colaborado en el proyecto, de todas las áreas municipales, y que han atendido las incidencias con premura e interés.

Para el concejal las grandes obras son importantes al igual que lo son las pequeñas, “que lo son también para los ciudadanos”, por eso ha manifestado su interés porque el pueblo esté atendido también en los pequeños detalles que demuestren que las cosas están hechas y que el pueblo luzca bonito.

Se ha referido a tres grandes áreas de intervención: Mantenimiento, Obras y Medio Ambiente.

En el área de Mantenimiento ha destacado los trabajos realizados en el parque Alces, en el que se ha repasado toda la vegetación pero también se ha mantenido el mobiliario urbano donde hay más de cien bancos, además de papeleras, farolas etc.

Se ha adecentado Pablo Iglesias, dice que todos los elementos urbanos estaban sin tocar por el anterior gobierno con lo que la degradación era grande, se han recuperado pérgolas y bancos y papeleras a la vez que se ha vallado la minipista de Santa Maria y pintado las fuentes.

En cuanto a los pasos de peatones de los que dice no se pintaron con el PP, se han pintado 300 cada año, hay 1200 en total. Señales de tráfico hay 4000 que también se han mantenido.

En Medio ambiente ha destacado la limpieza del Arroyo de la Serna que estaba en situación de abandono, al igual que se ha actuado en el parque de alrededor con la finalización de la parte que quedaba, plantación de árboles y arreglo de zonas infantiles.

Se ha montado una zona verde en Santa Quiteria para evitar los problemas que daba la lámina de agua y se destaca una de las actuaciones más importantes que son las efectuadas en la Junta de los Ríos, una zona de especial sensibilidad ecológica. También se ha mantenido el entorno de las Lagunas endorreicas de Alcázar que son Reserva de la Biosfera.

A la vez se han repuesto los árboles que se quitaron en las pistas polideportivas.

En cuanto a obras, el concejal ha dicho que se han acabado las obras que el anterior gobierno “no fue capaz de terminar” como la plaza de barrio de RENFE. En La Pradera se tapó el túnel, se realizaron dos pistas de petanca y acerados. En Ciudad Jardín se recepcionó la zona del bulevar donde se ha quedado una interesante zona de esparcimiento con 90árboles, 7000 arbustos y 150 bancos para el disfrute de los vecinos.
Destacaba el concejal la recuperación con la Enológica como compromiso, no solo del ayuntamiento sino del gobierno regional.

Se ha actuado también en el Centro de Salud II y en el cementerio con la construcción de más nichos y se ha soterrado el cable del recinto ferial.

Destaca también el mantenimiento y obras de los colegios y actuaciones varias en Cinco Casas y Alameda. Al igual que se ha actuado en las zonas deportivas como la playa de la piscina municipal o las pistas de tenis.

En las calles se ha llevado a acabo el I Plan de asfaltado de calles y bacheo.

Como gran obra citaba la de Avenida de Cervera, una de las entradas a la ciudad que se está remodelando y también se refería al Plan de Accesibilidad que se va a realizar en la Calle San Isidro y Polígono Alces, entre otras actuaciones.

Javier Ortega calculaba que la inversión que se ha hecho es de un millón y medio de euros procedentes de diferentes administraciones y afirma que “parece que no se ha hecho nada, pero que volviendo la vista atrás para hacer recuento, el trabajo desarrollado ha sido muy intenso”. Apuntaba también a las obras que ya están pendientes como la urbanización de los exteriores del nuevo Pabellón o la continuación con las actuaciones en las nuevas zonas de la ciudad.