Consejos para reducir el desorden y el estrés en el hogar

El desorden puede interferir con el sueño y con la forma de llevar tu vida en general. También distrae de las cosas importantes de tu día a día. Por eso, acabar con el exceso de desoldé te ayudará a concentrarte en una vida más plena, confiando en tu persona y en general, vivirás más a gusto.

la cocina, la higiene y las finanzas. También distrae la atención de las cosas que realmente importan en nuestros hogares. La buena noticia es que eliminar el exceso nos permite concentrarnos en lo que nos ayuda a sentirnos conectados, confiados y a gusto.

Cuando se tiene exceso de cosas en casa puede interferir en tu calidad de vida. Si no haces algo para acabar con esto podrías vivir con más estrés del que puedas soportar. De hecho, el desorden tiene un impacto negativo en tu estado de ánimo y autoestima. Se te elevarán los niveles de cortisol aumentando tus niveles de estrés.

Por todo eso, vamos a darte algunos consejos de limpieza y decoración para que reduzcas el desorden y el estrés en tu vida. Toma nota, porque si tienes identificado con alguno de estos, ha llegado el momento de que pongas de tu parte.

Exceso de decoración

Demasiada decoración puede ser problemático para la salud mental de cualquier persona. La decoración puede crear una sensación de desorden en el hogar, lo que hace que el entorno de uno se sienta desorganizado y puede afectar la sensación de calma que uno necesita para curarse de un problema de salud mental o un trastorno. Una de las primeras cosas que se debe pensar es en cómo ordenar la propia vida, lo que incluye examinar el entorno físico: el hogar.

Por lo tanto, si sientes que tienes demasiadas cosas, podría ser el momento de tirar algunas. Una técnica es ponerlo en una caja y volver a valorarlo en un año para ver si lo has necesitado o si realmente ya no te sirve.

Eso no significa que tengas que deshacerte de todas tus reliquias familiares y recuerdos de vacaciones. El objetivo es resaltar lo que más significa para ti. Así como nos estresamos al mirar una escena en la que están sucediendo demasiadas cosas visualmente, también nos estresamos al mirar nuestro hogar cuando hay demasiadas cosas delante nuestra.

Es fundamental seguir patrones de tener en el hogar una cantidad mínima de cosas, por ejemplo, siguiendo el minimalismo decorativo. De esta manera podrás reducir el caos visual y encontrar más calma mental.

unsplash.com

Decoración de temporada

Los cambios frecuentes en la decoración pueden ser demasiado estimulantes para algunas personas. Todos tenemos diferentes cosas que nos aportan alegría. Cuando lo que estamos haciendo trae mucha angustia a nuestras vidas, es hora de reevaluar si debemos continuar con esa actividad o acción.

Si vives con alguien a quien le gusta cambiar de decoración con frecuencia (quizás para cada temporada o día festivo) y te molesta, tienes que decirlo por tu salud mental. Puedes preguntar a esa persona cómo se siente y si disfruta de esa decoración. Una vez que te lo diga, dile cómo te sientes tú y lo que necesitas.

También puedes intentar entenderle y apreciar el esfuerzo que ha hecho y lo maravilloso que sería poder disfrutar con esa persona su ilusión decorativa, siempre y cuando no haya nada abarrotado que te pueda general angustia.

Recuerdos

A veces nos aferramos a los artículos porque pensamos que deberíamos hacerlo, pero si está ocupando espacio en su armario o garaje, podría ser el momento de tirarlo. Elegir un artículo de un período de ru vida en lugar de guardarlo todo puede ser útil. Por ejemplo, decidir entre trofeos deportivos o un anuario de la escuela secundaria puede ser una excelente manera de conmemorar una experiencia de la escuela secundaria sin sentir la necesidad de guardar todo que tenga que ver con eso.

pasar del desorden al orden
unsplash.com

Tomar una foto de un objeto y ponerla en un libro de recuerdos con una historia escrita a mano es una manera maravillosa de honrar la memoria alrededor del objeto, sin necesidad de guardarlo siempre sin utilizarlo nunca.

Cosas que ya no son útiles

Hay algunos elementos con los que acabamos de terminar. La forma en que los manejes dependerá de lo que sea. Si pudiera ser útil en el futuro, considera ponerlo en una caja hasta que las circunstancias cambien.

Si es un artículo de valor que ya no quieres tener, como las joyas de un ex, considera venderlo, donarlo o dárselo a un amigo al que siempre has querido. Se podría ofrecer como una reliquia familiar a un familiar cercano que quieras. Los artículos rotos se pueden tirar o reciclar. Por supuesto, es posible que otros artículos, como un vestido de novia, no sean útiles, pero puedes quedártelo si tiene un valor sentimental grande y tienes espacio para poder guardarlo en buenas condiciones.

Crea espacio

Cuando eliminas los artículos que no te sirven, creas espacio para las cosas que sí lo hacen. En lugar de tener una sala de almacenamiento de cajas, podrías usar ese espacio como una sala de juegos familiar, por ejemplo. Cambiar el desorden por cosas específicas que te encantan podría incluso darte un impulso de confianza y una sensación de conexión en lugar de estrés.

Más en la Revista de Decoración de interiores y Hogar.

La entrada Consejos para reducir el desorden y el estrés en el hogar se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Una nota original de Diario de Castilla-La Mancha Información.

Advertisement
Ir arriba