Si tienes niños en casa, puede que a estas alturas del curso escolar su dormitorio infantil sea un hervidero de actividad. A partir de los siete años necesitan más que nunca disponer de una buena zona de estudio. Hay muchas fórmulas para diseñar ese rincón estratégico gracias a una decoración volcada en ello. Por pequeño que sea su cuarto. Si quieres, te cuento sus claves.

Deberes, trabajos frente al ordenador y ensayos con sus instrumentos musicales. Así suele ser la vida de los niños cuando llegan a casa y se encierran en sus habitaciones en esta época del año. Necesitan contar con una buena zona de estudio. Que sea confortable, relajada y con los muebles adecuados. Será su territorio durante muchas horas y eso implica dar con soluciones funcionales cien por cien óptimas.

Integrar una buena zona de estudio: la habitación a examen

Fuente: Muebles Casanova

Para crear una buena zona de estudio en habitaciones infantiles y juveniles es básico realizar un examen al dormitorio. Ver qué posibilidades nos ofrecen sus metros con idea de aprovecharlos al máximo. E incluso plantearnos una redistribución de los muebles para integrarla con éxito. A veces tenemos delante la solución y es bastante más fácil de lo que pensábamos.

Sobre todo cuando las habitaciones son más bien pequeñas. Quizá podamos adaptar junto al cabecero una mesa porque hay hueco suficiente, como si fuera una continuación. De esta manera lograremos una buena zona de estudio, bastante integrada sin que apenas haya ocupado espacio.

Fuente: Jelanie Shop

Y si estamos pensando en cambiar de cabecero porque el actual se ha quedado demasiado infantil, es el momento perfecto para hacer a medida un mueble con doble uso. Por un lado que haga funciones de cabecero y por el otro que sea un escritorio con una superficie de trabajo de unos 70 cm de fondo si queremos colocar un ordenador. Este tipo de soluciones permite convertir la parte superior del cabecero en un punto extra para dejar material escolar. Y si el diseño incluye un pequeño contenedor, mejor que mejor.

Muebles de diseño escandinavo: el espíritu más versátil

Fuente: Studio Mini

Los muebles de diseño escandinavo son fantásticos para que el cuarto de tus niños disfrute de una buena zona de estudio. De manera que si te gusta su concepto y filosofía no dudes en apostar por ellos. Pondrán ese valor añadido que dejan en cualquier espacio de la casa, imprimiendo un aire atemporal y desenfadado a la decoración. Dentro de esta gran familia destaca el mobiliario infantil de diseño y ecológico.

Fuente: Studio Mini

Mis favoritos son los escritorios de madera muy versátiles y divertidos en su imagen. Además sus diseños amables evolucionan con la edad de sus usuarios de una forma natural y así es posible seguir utilizándolos en otras etapas de su vida. Por ejemplo, siguen siendo muebles aptos para dormitorios juveniles. Sin que desentonen lo más mínimo.

Fuente: Studio Mini

Así es el escritorio K. Desk del estudio de diseño Rafa-kids. Una delicada pieza de madera finlandesa de abedul, diseñada sin tornillos y con esquinas redondeadas para que sea un mueble seguro y amable. Sus creadores, Agata y Arek Seredyn, han diseñado un escritorio especialmente cómodo y que garantiza tener todo lo necesario a mano. Por eso su tapa al abrirse se transforma en un organizador para colocar notas, calendarios y hasta el iPad. Cerrado, podemos colocarlo en un rincón espacioso, frente a la ventana. O en el mismo centro de la habitación para que tenga más protagonismo decorativo. En blanco, negro y natural, es un gran fichaje para tu buena zona de estudio.

Sillas ergonómicas: la posición ideal

Fuente: jjp

Sin una silla ergonómica es difícil concebir una buena zona de estudio en cualquier habitación. Y por tanto también en los cuartos infantiles de casa. Así de categórico. Los niños necesitan estar sentados en una posición ergonómica, ya que permanecen así muchas horas al día, alrededor de 10. La clave de este tipo de sillas es que favorecen la ergonomía y a la vez la movilidad innata de los niños y los jóvenes cuando se sientan frente a su escritorio. Su principal cualidad es que facilitan la correcta posición y soportan el movimiento libre del cuerpo. Yo apostaría por ellas sin dudarlo.

Y más aún si te confirmo que es posible elegir entre diferentes tipos, según las necesidades de cada persona. Aunque estés pensando en sillas ergonómicas con respaldo, también hay modelos sin respaldo, diseñadas para apoyar las rodillas flexionadas. Y versiones con tecnología 3D mediante un asiento activo que permite cambios de postura en todas las direcciones.

Áreas de trabajo que no se ven: qué gran idea

Fuente: idejnik

¿Te has planteado crear una buena zona de estudio fuera de la habitación infantil? Se puede. Aunque sin duda no es lo más habitual, existen soluciones muy prácticas y que ponen la mirada en otros lugares de la casa. O en muebles infrautilizados. Por ejemplo un armario que ha dejado de usarse. Una idea original es plantearse acondicionar su interior para disponer un par de mesas y unos estantes y cajoneras, según el fondo del armario. El objetivo será rentabilizar al máximo su espacio para que los niños organicen su material escolar.

La principal ventaja es que podrás ocultar las mesas y el resto del mobiliario siempre que quieras. Sobre todo cuando no reine el orden en ellos. Puede ser esa buena zona de estudio que tanto necesitan los niños sin que esté a la vista. Quizá tengas un mueble que cumpla estas características.

¿Qué opinas de estas ideas, te quedas con alguna?

Puedes leer la entrada original y completa en Ideas para crear una buena zona de estudio en cuartos infantiles de la revista online Decoración 2.0.

Más en la Revista de Decoración y Hogar.