DiverAlcázar, la apuesta del Ayuntamiento para un verano divertido de los más pequeños

DiverAlcázar es el programa que el ayuntamiento propone para que pasen el verano, de forma divertida y segura, los escolares, desde primero de infantil a sexto de primaria. Se trata de una apuesta que el ayuntamiento lanzó el pasado año, mediatizado por la pandemia, con todas las medidas de seguridad y que, gracias al éxito obtenido, se vuelve a repetir con gran aceptación por parte de las familias. Es un programa con un horario flexible que permite conciliar la vida laboral y familiar. Tiene varios horarios de mañana, y cuenta con aula matinal y comedor. Un servicio que, según valoraba la concejala de Infancia, Alba Castellanos, ayuda a las familias a conciliar y a que los peques pasen unos días divertidos junto a sus amigos y amigas.

DiverAlcázar comienza en el verano de 2020 como una apuesta potente del ayuntamiento para la infancia. Engloba desde primero de infantil (3 años) hasta sexto de primaria (12 años) y se desarrolla en los meses de julio y agosto.

Este verano hemos tenido una respuesta excepcional por parte de las familias de Alcázar, decía la concejala Alba Castellanos, porque van a ser un total de 162 las personas que pasen por el programa. Tienen horario de mañana de 9 a 2 ó de 11,30 a 2horas, y este año además hay aula matinal y comedor, para intentar satisfacer las distintas necesidades que tengan las familias.

Es un cambio de programa que se espera tenga la misma aceptación que tuvo el anterior denominado Tiempo Guay, famoso dentro de la localidad.

El año pasado nace como una apuesta fuerte del ayuntamiento por una infancia tranquila, feliz y segura y, muestra de que salió bien, es la respuesta de este año, afirmaba Alba Castellanos, “vemos que las familias apuestan porque los niños y niñas pasen un verano dentro de una actividad municipal”.

DiverAlcázar se realiza en las instalaciones del colegio Alces, un colegio que tiene mucho espacio al aire libre, mucha sombra, tiene comedor y está cerca del parque Alces y de la piscina, donde también acuden. Las inscripciones se han realizado por meses enteros o por semanas para intentar adaptarse a las necesidades concretas de las familias. Con este programa se unifican otros programas anteriores ya que se trabajan todos los aspectos y también se practica el inglés.

Alejandro Beamud, monitor de “La Bola de Cristal”, explica que los participantes están repartidos en grupos, según la edad, son grupos burbuja, y practican todo tipo de actividades, un montón de juegos de pelota y juegos en grupos, canciones, bailes y también actividades dentro del aula, algunas de ellas en inglés. Pero lo que más les gusta, dice, son los juegos de agua, sobre todo el día del agua, que tocan juegos de globos de agua que previamente se encargan de rellenar. También les gusta, explica, salir al parque y a la piscina, “un verano activo y divertido”: “ellos se divierten, intentamos que pasen un verano divertido y saludable”.

Advertisement
Ir arriba