Toledo, 25 de octubre de 2017.- El aumento de la resolutividad de los profesionales de Atención Primaria, el incremento de la actividad en los hospitales de la región y la implantación de dinámicas de trabajo en red en el conjunto de los centros sanitarios de la Comunidad Autónoma son las claves de los buenos resultados cosechados por el Gobierno de Castilla-La Mancha en la reducción de las listas de espera sanitaria en los dos primeros años de legislatura.
 
Así lo ha indicado hoy el director general de Asistencia Sanitaria del SESCAM, José Antonio Ballesteros, durante su comparecencia en la Comisión de Sanidad de las Cortes de Castilla-La Mancha, donde ha recordado que gracias a las políticas sanitarias desarrolladas por el Ejecutivo que preside Emiliano García-Page se ha logrado situar por primera vez en once años las listas de espera correspondientes a un mes de septiembre por debajo de los cien mil pacientes.
 
Ballesteros ha destacado que la prioridad de este Gobierno desde el inicio de la legislatura ha sido primar la actividad con recursos propios, “exprimiendo al máximo” la capacidad resolutiva de nuestro sistema sanitario. “Y sólo una vez se llegue al límite resolutivo, o circunstancias que puntualmente sobrevenidas lo hagan necesario, plantearemos el uso de medios ajenos”, pero siempre, ha añadido, anteponiendo la mejora de nuestro propio sistema mediante la inversión, la adquisición de nuevos equipos tecnológicos y la contratación de personal.
 
A este respecto, ha indicado que uno de los pilares sobre los que se sustentan los buenos resultados que se están obteniendo en materia de listas de espera es el aumento de la resolutividad de la Atención Primaria. Un nivel asistencial cuya situación de partida al inicio de la legislatura era “tan lamentable” que ha habido que trabajar duramente tanto en la dotación de recursos humanos como materiales, ya que muchos de los centros de salud no disponían ni siquiera del material quirúrgico necesario para hacer cirugía menor ambulatoria.
 
Hoy, por el contrario, ha dicho Ballesteros, los centros de Atención Primaria disponen de 57 ecógrafos, 26 timpanómetros, 3 retinógrafos, 209 espirómetros, 129 holter, 145 sondas doppler vasculares y 239 sondas doppler fetales. Un aparataje que, o bien se ha dotado en la presente legislatura, o se ha activado su correcto mantenimiento y registro.
 
Esto ha permitido que, por ejemplo, la actividad en Cirugía Menor en los nueve primeros meses de este año haya aumentado un 54,04 por ciento, llegando ya a las 8.064 actuaciones, casi 3.000 más que en el mismo periodo del pasado año. El director general ha destacado igualmente los incrementos registrados en otras actividades realizadas en este ámbito asistencial, como un 27,28 por ciento en ecografías, un 32,77 por ciento en espirometrías, y casi un 30 por ciento en electrocardiografías.
 
“Este Gobierno lo tiene claro en este aspecto, invertir desde el inicio en Atención Primaria, sin duda, reflejaría a corto plazo incrementos sobresalientes de actividad en procedimientos que aportan enorme valor al sistema sanitario y a la calidad asistencial del mismo, dado que el paciente resuelve el problema de salud en su localidad, en su Centro de Salud o Consultorio Local, sin tener que ser derivado a nuestros hospitales”, ha aseverado Ballesteros.
 
Incremento de la actividad en los centros hospitalarios
 
Por otra parte, ha señalado que al contrario de lo que ocurrió en la anterior legislatura, con disminuciones de actividad “sin precedentes” en los hospitales, en esta nueva etapa se ha apostado “irremediablemente” por aumentar la actividad como otra de las claves para reducir las listas de espera.
 
“De igual manera que las listas de espera tocaron techo en el inicio de 2013, la actividad en nuestros hospitales tocó suelo en esa misma fecha, hecho inversamente proporcional a la situación que Castilla-La Mancha vive hoy”, ha afirmado.  
 
Para ejemplificar con números a esta afirmación, ha enumerado una serie de indicadores como el tiempo disponible en quirófano, la actividad en consultas externas, de resonancias magnéticas y de TC, mamografías y colonoscopias, así como el número de camas funcionantes.
 
Así, ha indicado que si en los nueve primeros meses de 2013 se realizaron, en los 129 quirófanos de los que dispone el SESCAM, 113.828 horas, en 2017 se han realizado 3.123 horas más. Todo ello se ve reflejado, ha dicho, en el número de pacientes finalmente intervenidos, que es de 1.342 ciudadanos más operados de sus dolencias si se comparan los mismos periodos.
 
Más “lapidaria” es aún la comparativa de actividad en consultas externas. Y es que frente a los 879.795 pacientes que han sido valorados en nuestros hospitales en lo que ha transcurrido de 2017, en el mismo periodo de 2013 lo fueron 64.996 pacientes menos. Además, también se ha reducido el tiempo medio para ser atendido en estas consultas, y frente a los 77,55 días de entonces, hoy los pacientes son vistos en un tiempo medio de 41,69 días
 
El director general de Asistencia Sanitaria se ha referido igualmente al incremento del 57,03 por ciento en la actividad de las once resonancias magnéticas instaladas en nuestros hospitales, y que en los nueve primeros meses de este año ya han realizado 70.861 pruebas, 25.735 más que en el mismo periodo de 2013.
 
La renovación tecnológica de siete de estos equipos, unida al incremento de plantilla de profesionales que las hacen funcionar ha permitido que ayer únicamente 282 personas estuvieran esperando para una prueba de este tipo, una media de quince días, frente a los 1.989 que había en 2012.
 
También se ha “disparado”, ha dicho Ballesteros, ha actividad de los 30 TC disponibles en la región, un 10,71 por ciento más, pasando de los 116.765 realizados en 2013 a los 129.276 actuales. En este incremento asistencial, ha explicado, tiene mucho que ver, sin duda, la renovación tecnológica llevada a cabo por el Gobierno de Castilla-La Mancha y también la reactivación de los equipos instalados en los Centros de Especialidades, Diagnóstico y Tratamiento, que en la anterior legislatura estuvieron “inexplicablemente paralizados”.
 
Por otra parte, ha indicado que los hospitales del SESCAM han trabajado durante los nueve primeros meses de este año con 4.002 camas funcionantes, 330 más de las que mantuvo operativas el anterior Gobierno regional.
 
“Este dato probablemente les haga entender la enorme diferencia que se vive hoy en los Servicios de Urgencia de nuestros hospitales con la que se vivió en la anterior legislatura, habitualmente colapsados por falta de cama en hospitalización para ingresar pacientes que lo requerían, y que permanecían hasta 6 días en Urgencias esperando subir a planta teniendo camas cerradas”, ha lamentado Ballesteros.
 
Trabajo en red
 
Finalmente, también se ha referido a la importante incidencia que está teniendo en el comportamiento de las listas de espera la implantación de dinámicas de trabajo en Red, de modo que hoy, casi de manera generalizada, nuestros hospitales no trabajan sólo para los pacientes de su Área de referencia.
 
A este respecto, ha recordado que en el ámbito diagnóstico, la Red de Imagen, la renovación de tecnología, y la implantación de la única versión de Ykonos, permite trabajar en conexión con toda la región y a pleno rendimiento. “Más de 20.000 resonancias magnéticas de las más de 70.000 que se han hecho en 2017 se han realizado hasta el momento en Red sin tener que haberse derivado a clínicas privadas”, ha explicado.
 
Según Ballesteros, la filosofía del trabajo en Red está consiguiendo aumentar la resolutividad de determinados centros en el ámbito quirúrgico. Así, por ejemplo, son ya más de 200 pacientes los que han sido intervenidos en el Hospital de Hellín en Traumatología y Cirugía General, 400 en el Hospital de Almansa y varias decenas en el Hospital Nacional de Parapléjicos, todos ellos correspondientes a Albacete. Igualmente, el trabajo en Red quirúrgico está también reglado ya entre los centros de Tomelloso, Alcázar de San Juan, Manzanares, Cuenca Villarrobledo, Talavera y Valdepeñas.
 
“Con esta filosofía de trabajo en Red Quirúrgico son ya 1.130 los pacientes introducidos en lista de espera quirúrgica en su Centro de Referencia y que voluntariamente acceden a ser intervenidos en otro hospital público regional”, ha comentado Ballesteros, quien ha adelantado que actualmente se está extendiendo esta dinámica de trabajo a la realización de colonoscopias en el Hospital de Cuenca, dada su actual capacidad de absorción de más actividad.
 
El director general de Asistencia Sanitaria ha concluido su intervención afirmando que la conjunción de estos tres factores –apuesta firme por el aumento de la resolutividad de la Atención Primaria, aumento de actividad de los centros hospitalarios, y el trabajo en red—han permitido al Ejecutivo castellano-manchego reducir las listas de espera en 39.980 personas, casi un 29 por ciento. Un dato que contrasta con la situación que se produjo durante el segundo año de la legislatura anterior, cuando las listas de espera crecieron en más de 57.700 pacientes.
 

La entrada El aumento de la resolutividad de Atención Primaria, el incremento de actividad hospitalaria y el trabajo en red, claves en la reducción de las listas de espera se publicó primero en Diario de la Mancha.

Más en últimas noticias de Castilla-La Mancha.