El ayuntamiento de Alcázar firma un convenio con la Universidad de Castilla-La Mancha para la mejora en la gestión del agua

El ayuntamiento de Alcázar de San Juan ha firmado un convenio de colaboración con la Universidad de Castilla-La Mancha y la participación de la empresa Aguas de Alcázar que pretende estudiar el consumo de agua y mejorar la gestión. A la firma que se celebraba en el ayuntamiento acudían la alcaldesa, Rosa Melchor, el vicerrector de Política Científica, Antonio Más López, el concejal de Ciclo Hidráulico, Javier Ortega, el gerente de la Empresa Aguas de Alcázar, Alejandro Bernal y otros investigadores del proyecto.

Según explicaba Antonio Mas López, el convenio consiste en realizar tomas de agua en distintos puntos de la ciudad para hacer un control de las propiedades del agua y del suministro de este recurso, los objetivos son comprobar si el abastecimiento es correcto y poder anticipar problemas que se puedan plantear en el proceso.

Es un proyecto financiado por el Ministerio, dentro de los denominados Planes Nacionales, financiado con dinero público, gestionado con una entidad pública, para que la sociedad obtenga beneficios “lo que hoy denominamos economía circular, sale de la sociedad para que retorne a la sociedad”. Un control y gestión adecuados de un suministro de un recurso muy importante como es el agua.

La alcaldesa quería dar las gracias a la universidad y a este grupo de investigación por contar en Alcázar para realizar este proyecto. El proyecto se denomina “Proyecto basado en los análisis de los efectos del cambio climático sobre la dinámica de la calidad del agua en redes de abastecimiento de agua potable y medidas para su control”, lo que explica en el propio título en qué consiste realmente, decía. Esta acción se va a realizar con la colaboración de la empresa Aguas de Alcázar y tiene importancia desde distintos puntos de vista, añadía, ya que para Alcázar es importante la empresa pública de aguas, que desde el día 3 de septiembre de 2021 vuelve a ser pública.

Destacaba la alcaldesa la importancia del agua que permite que un lugar no sea solo de paso sino que permita asentamientos humanos. Además afirmaba que estamos en un momento de disposición de mejora, de que este estudio, que analizará cual es el comportamiento, no solo de nuestros vecinos y vecinas ante el uso y consumo del agua, sino que dirá cuál es el comportamiento de la propia empresa en la prestación del servicio. Esto permitirá que con este proyecto, que durará aproximadamente un año a coste cero para el ayuntamiento (y financiado con Fondos FEDER dentro del proyecto adjudicado a la Universidad), estudiar en un ciclo completo de manera pormenorizada cuáles son las carencias que pudiera tener nuestro servicio de abastecimiento para poder corregirlas y mejorarlas. No se trata solo de conocerlo, tener un diagnóstico, sino, además poder aplicar ese diagnóstico a la mejora de la prestación del servicio y al ahorro de los consumos, para hacer un consumo responsable de los vecinos y para prestar un servicio responsable en el que evitemos fugas de este material tan preciado, decía, desde la empresa municipal Aguas de Alcázar. Quiso agradecer de nuevo haber sido elegida como una de las dos ciudades de la Región para el desarrollo de este proyecto.

Para el desarrollo del proyecto en primer lugar hay que colocar los dispositivos para empezar a tomar las muestras; todavía no se ha empezado pero será pronto.

Todos los grupos de investigación de la Universidad de Castilla-La Mancha tienen proyectos en distintos ámbitos. Este grupo siempre ha trabajado en gestión y mejora de recursos hídricos, cambio climático y por ello plantearon este estudio.

El proyecto también está puesto en marcha en un barrio de la ciudad de Cuenca.

Ir arriba