El Colegio de Médicos de Ciudad Real se ha sumado un año más a la celebración del Día Nacional contra Agresiones a Sanitarios que se conmemora este año el 14 de marzo, bajo el lema “Respetar al médico, cuidar de todos”, el lazo dorado como símbolo y el hashtag en redes sociales #StopAgresiones. Como en años precedentes, ha sido el presidente del Colegio de Médicos, Dr. José Molina, el encargado de presentar  los datos de violencia registrados en 2018 que ascienden a 490 casos en toda España, 22 de ellos en Castilla-La Mancha, y 7 en Ciudad Real.

Esta celebración nació como iniciativa del Observatorio Nacional de Agresiones de la Organización Médica Colegial (OMC), que se puso en marcha hace siete años, a raíz de la muerte, en 2009, de la Dra. María Eugenia Moreno, una residente de 34 años que fue asesinada por un paciente cuando se encontraba trabajando en el centro de salud de Moratalla (Murcia).

Entre otras acciones, la institución colegial ha incluido el lazo dorado con el que está simbolizado este día en las redes sociales y en la web colegial; se ha colocado un cartel en la fachada de la sede colegial, y se ha enviado a todos los hospitales y centros de salud de la provincia carteles con el lazo dorado y el lema de esta efemérides, instando a los gerentes y coordinadores médicos a participar en esta campaña.

Antes de ofrecer los datos, el presidente del Colegio explicó que más que en las cifras hay que valorar las tendencias y hacer mucho hincapié en que “es necesario denunciar en los centros de trabajo, ante las fuerzas de seguridad, por supuesto, en el Colegio de Médicos, pero denunciar siempre cualquier acto de violencia física o verbal. Es la única forma de evidenciar el problema y adoptar las medidas oportunas para erradicarlo”.

Desde el Colegio de Ciudad Real se ofrecieron, por tanto, datos provinciales procedentes de dos fuentes, una, la derivada del Observatorio de Agresiones que desde hace nueve años tiene su registro propio con los datos que recoge de los colegios de médicos y otra de una encuesta anónima e interna que, por cuarta vez, se realiza entre los colegiados ciudadrealeños. “Las cifras no coinciden por muchas y variadas razones pero se pueden extrapolar muchos datos comunes como que las agresiones se producen más en el ámbito público que privado, más en Atención Primaria que en Atención Hospitalaria, que no todos los centros de salud cuentan con medidas de seguridad y que las denuncias se producen solo en un 27,45% de los casos, entre otras reflexiones”.

Como en otros muchos temas, insistió el Dr. Molina, abordar este problema requiere un abordaje multidisciplinar y la colaboración de todos los agentes implicados: Los profesionales que trabajan en el entorno de los servicios de salud, las Administraciones públicas (Ministerio de Sanidad, Consejerías de Salud de las Comunidades Autónomas, Ministerio de Justicia, Fiscal General del Estado, Fiscalías y Cuerpos de Seguridad del Estado), la sociedad en general y por supuesto, los medios de comunicación que nos ayudan a difundir el mensaje.

Datos de la encuesta interna

La encuesta fue enviada a los 2.400 colegiados médicos de Ciudad Real y ha sido contestada por 51 personas. Los datos corresponden al periodo comprendido entre el 1 de enero de 2018 y 31 de diciembre de 2018.

  • Por sexo, han agredido a 17 hombres y 34 mujeres, es decir un 66,6% fue a mujeres, frente al 50% del año anterior.
  • Tres de los agredidos ejercía en la actividad privada, frente 1 del año anterior.
  • Por rango de edad, al igual que el año anterior, hay más agresiones en la franja de 36 a 45 años, con 18 agresiones, seguidas de la franja de 46 a 55 años.
  • Igual que el año anterior, sigue siendo en Atención Primaria donde se concentra el mayor número de agresiones, con 29 casos.
  • Respecto a la tipología del agresor, un 39,21 % de los agresores eran pacientes no programados y un 25,49% usuarios del centro, en la línea de años anteriores.
  • 44 de las agresiones fueron verbales, 4 físicas, y 3 físicas y verbales.
  • Discrepancias en la atención médica, tiempo en ser atendido, y no recetar el medicamento propuesto por el paciente son las principales causas de agresión, con 15, 13 y 11 casos respectivamente.
  • En 49 de los casos no recibieron asistencia médica y tan solo 2 personas precisaron baja laboral.
  • El 70,58 % de los agredidos NO denunció los hechos.

Datos nacionales del observatorio de agresiones

Los datos de violencia registrados en 2018 ascienden a 490 casos frente a los 515 del año anterior, lo que supone un descenso del 4,8%. Según los datos del Observatorio, en el 61% de los casos se ha presentado denuncia tras la agresión.

Por comunidades autónomas, las que han registrado un mayor número de agresiones denunciadas en los colegios han sido Andalucía (124), Madrid (85), Cataluña (61) y aunque la incidencia mayor por mil colegiados se ha producido en Melilla, Extremadura, Cantabria y Andalucía.

Del estudio, se desprende un porcentaje mayor de agresiones a mujeres según sexo: el 59% de los profesionales agredidos son mujeres, el porcentaje más alto de toda la década (lo que supone un 7% más que año pasado) y el 41% hombres.

En cuanto al ámbito sanitario de ejercicio, sigue siendo el público donde se producen la gran mayoría de este tipo de conductas violentas, con un 85% de los casos, mientras que en el sector privado se han producido el 15%, lo que supone el porcentaje más alto hasta la fecha.

Y, sobre el ámbito donde se produce la agresión, sigue siendo la Atención Primaria la que se lleva la mayor parte (52%), frente a la Hospitalaria (23%); las urgencias hospitalarias y de Atención Primaria tienen un porcentaje de un 14% y un 11% cada una de ellas. Sin embargo, si se tiene en cuenta el número de consultas realizadas al año, el área donde son más frecuentes las agresiones es en Urgencias Hospitalarias, alcanzando las 2,50 agresiones por cada millón de consultas.

De los agresores, el 70% son pacientes (el 40% son pacientes programados, el 30% pacientes no programados, el 2% pacientes desplazados) y el 28% acompañantes.

En cuanto a las causas principales de las agresiones, el 46,1% se producen por discrepancias en la atención médica; el 11,4% por el tiempo en ser atendido; el 11,1% por no recetar lo propuesto por el paciente; el 10,3% en relación a la incapacidad laboral; el 9,2% por discrepancias personales; el 6,1% por el mal funcionamiento del centro y el 5,8% por informes no acordes a sus exigencias.

Del total de agresiones, en el 14% de los casos provocaron lesiones, de las cuales el 40% fueron físicas y el 60%, psíquicas y el 17% conllevaron baja laboral, cifra superior al 12% del año anterior.

Respecto a las resoluciones judiciales, hubo 93 sentencias sobre agresiones, de las que el 64% fueron consideradas como delito leve y el 36% delito menos leve. El 77,9% fueron condenatorias, el 16,3% absolutorias y hubo acuerdo en el 5,8%. Según el tipo de condena, el 46,3% fueron multas, el 20,6% acarrearon privación de libertad, el 14,7% supusieron privación de derechos e inhabilitación y el 4,4% exigieron medidas de seguridad.

La entrada El Colegio de Médicos de Ciudad Real se suma a la conmemoración del día nacional contra agresiones se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Más en últimas noticias de Castilla-La Mancha.