Parte con el eslogan de “¿lo ves normal? Pues esta es la situación actual de muchos animales. Salvemos el futuro”. Los jóvenes están preocupados por los microplásticos que consumimos

El Consejo de Infancia y Adolescencia de Alcázar de San Juan ha puesto en marcha una campaña de concienciación sobre la contaminación y el uso del plástico así como de las consecuencias de sus residuos. De esta manera los jóvenes quieren dar ejemplo de lucha contra el cambio climático y concienciar de la importancia de reciclar y reutilizar los residuos. La campaña, que está tanto en medios de comunicación como en redes sociales, se presentaba en el ayuntamiento por los miembros del Consejo de Infancia, y la concejala de Infancia y Adolescencia, Alba Castellanos y el concejal de Medio Ambiente, Pablo Pichaco.

El cambio climático es uno de los mayores desafíos para la población mundial en términos de desarrollo, bienestar y protección sobre todo para la población más vulnerable que son la infancia y los adolescentes, explicaba la concejala, Alba Castellanos. El ayuntamiento de Alcázar de san Juan está comprometido en ser una ciudad más sostenible y ha tomado medidas necesarias para reducir el riesgo del cambio climático asegurando los derechos de niños y niñas y para proteger el futuro. Desde la concejalía de Infancia y Adolescencia en colaboración con el área de Medioambiente, insiste, se ha realizado una campaña para la reducción del uso del plástico. Campaña en medios y redes sociales para concienciar y movilizar a toda la población para tomar medidas y actuar en contra del cambio climático y en un movimiento en el que los jóvenes ya están muy concienciados e implicados.

Por parte del Consejo de Infancia, Verónica Parreño, expone el desarrollo de la campaña. La idea de realizar una campaña de sensibilización surge en una reunión del Consejo en la que se propone trabajar un tema que les preocupara, después del debate “coincidimos en que nos preocupaba la contaminación y el uso del plástico y otros residuos por lo que, se concretó actuar con una campaña publicitaria con el fin de dar a conocer este problema”. La campaña consta de un anuncio en la televisión local donde se ve una mesa montada con plásticos de todo tipo simulando que es lo que comemos en vez de comida normal. “En las imágenes aparecemos comiendo el plástico y de ahí se hace el símil con lo que pasa con los animales que comen residuos que se encuentran en la naturaleza”. Se hizo también un menú del día elaborado con entrantes, plato principal y postre. Se ofrecía revuelto de envoltorios variados o lubinas a la sal plastificada. Dentro de la campaña hay dos gif en la que se muestran imágenes de los chavales comiendo plástico y de sus mascotas. En toda la campaña se lanza el mensaje de “¿lo ves normal? Pues esta es la situación actual de muchos animales. Salvemos el futuro”. Con este eslogan se pretende lanzar una reflexión para todas las personas que vean la publicidad haciendo a la vez una denuncia por todos aquellos animales que mueren ahogados por plástico y “pensamos que acercando esta situación que a nosotros nos parece más lejana, adaptándola a nuestra vida cotidiana y nuestras mascotas, creemos que podemos concienciar a las personas de la importancia que tiene evitar el consumo de plástico, reutilizar envases y reciclar residuos”.

El concejal de Medio ambiente, Pablo Pichaco, ha querido felicitar al Consejo por la campaña y ha recordado que dentro de la cumbre del clima hay una chica adolescente que el símbolo de la juventud por el cambio climático. Es la juventud la que tiene que formar parte de las decisiones que se tomen por el cambio climático tan drástico que se está produciendo. Alcázar como ciudad amiga de la Infancia y desde el área de Medioambiente queremos dejar muy claro que es la juventud la que tiene que formar parte en la toma de decisiones de la emergencia climática”. Recuerda la campaña que se ha realizado en el colegio Jardín de Arena donde se ha llevado a cabo una actividad que tiene relación con los humedales como sumidero de gases de efecto invernadero, se han cogido muestras de un humedal Reserva de la Biosfera, La laguna de la Veguilla, y “resulta sorprendente que haya más microplásticos que crustáceos en una muestra de agua que viene de una depuradora, lo que hace pensar cuántos microplásticos estamos consumiendo”. Es necesaria por tanto la participación de los jóvenes en este emergencia climática porque ellos, aunque puede que no tengan la formación necesaria, tienen la plena convicción del problema y saben lo que está pasando, insiste.

El técnico de Infancia, Jesús Moreno, explica que para el desarrollo de la campaña, una vez concretada la acción en el consejo de Infancia, se creó una comisión específica con miembros del Consejo y con la participación de participantes en el programa “Un Poko de Kada”, que finalmente fueron los que concretaron los contenidos de la campaña, el mensaje y eslogan, y fueron los actores y actrices del anuncio y modelos de las fotografías.

La idea surgió por la preocupación de los adolescentes por el deterioro medioambiental que está sufriendo el planeta, sobre todo en los últimos años, a causa de la acción cotidiana humana y de pueden hacer ellos y ellas, de forma activa, en la protección de medio ambiente global desde lo local, sobre todo con medidas de sensibilización, mostrando imágenes que no son lógicas en los humanos, ya que se trata de un menú con materiales plásticos y de envases o personas que están consumiendo materiales plásticos, pero que si consumen los animales o que sí influyen en su vida cotidiana por la excesiva cantidad que se encuentran estos materiales artificiales en la naturaleza.