El encendido de las luces navideñas marca el inicio de la Navidad en Alcázar de San Juan

Este año se ha incrementado el número de calles con iluminación navideña para mantener el espíritu de la Navidad y para fomentar las compras en el comercio local.

0

El ayuntamiento de Alcázar de San Juan establecerá un aforo en la calle comercial Emilio Castelar para evitar aglomeraciones.

El encendido oficial del alumbrado navideño, marcaba en la tarde del viernes el comienzo de la Navidad.

Con la asistencia de la alcaldesa, Rosa Melchor y concejales de la corporación municipal, en la Plaza de España todo estaba preparado y niños y mayores expectantes mientras que gritaban “que llegue la Navidad”. Fue entonces cuando el Duende de la Navidad entregó una estrella mágica a la alcaldesa, que procedió al encendido del gran árbol navideño y el resto de decoración luminosa en la Plaza de España, el eje comercial y la zona de ocio de la Avenida de la Constitución.

El ayuntamiento alcazareño ha incrementado este año el número de calles iluminadas, alquilando decoración navideña por valor de 12.000 euros, que se suma a los ornamentos navideños que tiene en propiedad.

En palabras de la alcaldesa, “a la Navidad hay que llamarla en un año tan difícil para contribuir a mantener la ilusión de los niños y para mantener una luz de esperanza de que esta situación pasará y cuando termine seguiremos todos unidos”.

En este sentido, señalaba que en estas fechas en las que se habla del espíritu de la navidad, de solidaridad o generosidad con los que peor lo pasan, se refirió a la deuda de gratitud con el sector del comercio y de la hostelería que cerró sus negocios en el estado de alarma para salvar vidas.

El ayuntamiento de Alcázar de San Juan, está llevando a cabo una campaña de promoción del comercio y la hostelería local, “manteniendo el equilibrio entre el cumplimiento de la normativa sanitaria y el apoyo al comercio, hostelería y restauración local”, subrayó Melchor. Para ello es recomendable escalonar las compras, no dejarlas para el último día o evitar el horario de mayor afluencia de personas.

La próxima semana, el ayuntamiento procederá a señalizar la calle Emilio Castelar con indicaciones que sugerirán itinerarios de subida y bajada para evitar cruces de personas y mantener la distancia de seguridad. También para evitar aglomeraciones, el ayuntamiento establecerá un aforo de la calle Castelar de 1.200 personas “que manera ordenada no tiene por qué ser un peligro sino un modo de facilitar y propiciar las compra.