Toledo, 24 de octubre de 2017.- El director gerente de la Agencia del Agua de Castilla-La Mancha, Antonio Luengo, ha defendido que la Directiva Marco del Agua dice que “el agua es un patrimonio que hay que proteger si desde las administraciones públicas somos capaces de controlar lo que está pasando”, al tiempo que se ha posicionado contra el mercadeo de agua considerando que lo que se consigue es “una especulación enorme del agua y, por tanto, una burbuja hídrica que nos parece insostenible y que va a perjudicar a los pequeños agricultores, al abastecimiento de los pueblos y de muchas necesidades prioritarias de esta región, sin olvidar un elemento básico como el medio ambiente, que está muy perjudicado”.
 
Así se ha expresado Luengo antes de dar inicio la sesión de la Comisión de Fomento para abordar la gestión del organismo autónomo Agencia del Agua en las Cortes de Castilla-La Mancha y de la entidad de derecho público dependiente de la misma, como es Infraestructuras del Agua de Castilla-La Mancha.
 
El director gerente ha explicado que la apertura de cesiones de agua se introdujo por el Gobierno nacional a través de la Ley de Aguas que ha significado “una enorme damnificación para Castilla-La Mancha”, por lo que ha reiterado que “siempre nos vamos a oponer a esta cesión y proponemos que no debería existir la capacidad de cesión de agua ni la compraventa entre privados”.
 
A preguntas de los medios de comunicación, Luengo ha dicho que “mientras que esta ley reconozca las cesiones, en puridad, aunque en la práctica no sea legal, no se podrán castigar o penalizar”. Por eso, ha resumido que “no es tema de castigo sino de protección de los recursos hídricos de Castilla-La Mancha, de los pequeños agricultores, de los trabajadores del campo prioritarios, de los jóvenes, de los ayuntamientos y de todas las necesidades de agua que tiene la región y que son fundamentales”.
 
Antonio Luengo ha recordado que por Castilla-La Mancha discurren siete grandes cuencas, todas las de la geografía española salvo la del Miño, una “enorme gestión unida a una realidad que nos preocupa: el cambio climático, que ha venido para quedarse y que se ha evidenciado en el último año con una sequía intensa”.
 
En la misma línea, ha apostado porque “esta región pase de ser exportadora del agua” y que desde la Agencia del Agua se mantendrá la oposición a las cesiones, las transferencias o los trasvases, “los que estamos recurriendo y a los que nos estamos oponiendo legalmente”.
 
Así, Luengo ha considerado que “los trasvases son ilegales”, además de afirmar que “las regiones a las que va esa agua cuenta con una alternativa como es la desalación”. En estos términos, ha recordado, en referencia a lo que ya expresó el presidente García-Page, que “la desalación es una alternativa que tienen las regiones levantinas y que Castilla-La Mancha no tiene ante la situación de sequía y cambio climático”, por lo que ha apostado porque “este tiene que ser el modo de operación el Estado, fomentar la desalación en Levante y proteger los recursos hídricos de esta región”.
 
Abastecimiento y depuración
 
Antonio Luengo ha dicho que desde la Agencia del Agua y desde Infraestructuras del Agua se trabaja por el abastecimiento y depuración en esta región, teniendo en cuenta que “el objetivo es que todos los habitantes de Castilla-La Mancha tengan agua en cantidad y calidad y en eso estamos trabajando desde que García-Page se hizo cargo de este Gobierno”.
 
El director gerente ha explicado que se ha realizado actuaciones bastante importantes en cuanto al número, porque “actuamos en los pueblos que menos posibilidades presupuestarias tienen”, aunque la competencia es municipal, pero que “la Junta de Comunidades trata de solucionar los problemas de abastecimiento de muchos municipios y yo creo que lo estamos consiguiendo de forma loable”.
 
La otra gran línea es la depuración o saneamiento del agua. En este aspecto, Luengo ha dicho que el Gobierno regional tiene la gestión de todas las depuradoras hechas en Castilla-La Mancha, más de 200, salvo las que están adjudicadas a los municipios. “Nuestro gran objetivo, remarcado también por el presidente Emiliano García-Page, es depurar toda el agua en esta región para solucionar los problemas medioambientales y otras consecuencias graves de la escasez de agua”. Este programa recoge más de 500 estaciones o sistemas de depuración.

La entrada El Gobierno de Castilla-La Mancha se posiciona contra el mercadeo de agua considerando que provoca una ‘burbuja hídrica insostenible’ se publicó primero en Diario de la Mancha.

Más en últimas noticias de Castilla-La Mancha.