Villalgordo del Júcar, 23 de junio de 2017.- El Gobierno de Castilla-La Mancha pide al Gobierno de España que, en la próxima subasta para la instalación de renovables, prevista para el mes de julio, apoye “con la misma firmeza” la energía fotovoltaica y la eólica, ya que las condiciones recogidas en la subasta del mes de mayo perjudican a regiones como Castilla-La Mancha, Extremadura y Andalucía, comunidades que cuentan con un alto potencial en fotovoltaica. 
 
Así lo ha indicado esta mañana, la consejera de Economía, Empresas y Empleo del Gobierno regional, Patricia Franco, en la inauguración del heliotubo (también conocido como HELIOtube) que la empresa austriaca Heliovis AG ha instalado en la Sociedad Cooperativa Mercajúcar de Villalgorgo del Júcar, en la provincia de Albacete.
 
En este contexto, ha subrayado que el Gobierno regional repartió el año pasado más de cinco millones de euros en ayudas para la eficiencia energética de las que se aprovecharon 4.100 beneficiarios entre entidades locales, empresas y familias. Hay que sumar las dos órdenes de ayudas publicadas este año que van en la misma línea, cuyas cuantías ascienden a más de un millón y medio de euros y que han sido solicitadas por 530 potenciales beneficiarios.                       
 
En este contexto, la titular de Economía, ha recordado que Castilla-La Mancha cuenta con un Decreto relativo a energía eólica y a las instalaciones de energía eléctrica en la Comunidad Autónoma que simplifica el procedimiento e integra todas las tecnologías de producción de energías renovables, facilitando las condiciones de implantación de empresas que apuesten por estas fuentes de energía. “Esto nos permitirá desarrollar todo el potencial de Castilla-La Mancha, que se encuentra entre las comunidades autónomas con mayor capacidad de evacuación, en torno a 3.000 megawatios”, ha dicho.
 
En el mismo orden de cosas, Patricia Franco ha indicado que el Gobierno de Castilla-La Mancha está trabajando por el cambio de modelo productivo, el aprovechamiento de las energías renovables y la reducción de las emisiones contaminantes a la atmósfera, con el desarrollo de acciones que permitan avanzar en ahorro y eficiencia energética a las familias, las entidades locales y las pequeñas y medianas empresas, “tratando de hacer de Castilla-La Mancha una región aún más atractiva a la producción de renovables”.
 
“Queremos que más proyectos como el Heliotubo vengan a Castilla-La Mancha”, ha alentado la consejera.
 
El Heliotubo constituye una nueva tecnología que reduce los costes en energía hasta un 50 por ciento y las emisiones de CO2 en alrededor de un 40 por ciento. Este es un proyecto que representa algunas de las apuestas importantes del Ejecutivo de Emiliano García-Page por un nuevo modelo productivo y por el despegue definitivo de la economía regional, ya que conlleva un impulso de la innovación empresarial, atracción de inversión extranjera y apuesta por las energías renovables.
 
La consejera ha agradecido la elección de la empresa austriaca por la cooperativa Mercajúcar, segunda productora de champiñón nacional con unas 61.000 toneladas anuales. “Creo que será una plataforma excelente de lanzamiento de esta nueva tecnología, y mejorará sin lugar a dudas la competitividad de esta empresa ya líder en su sector”, ha apuntado. 
 
Por su parte, el presidente de Mercajúcar, Francisco Martínez y el alcalde de Villalgordo del Júcar, Jose Luis Martínez se han mostrado orgullosos de contar en la localidad con esta infraestructura única en España y en Europa, que tanto ahorro va a suponer para la sociedad cooperativa y tanto bien aportará al cuidado del medioambiente.
 
El embajador de Austria en España, Peter Huber, ha reconocido por su arte que ha sido “un auténtico honor para su país y para la empresa Heliovis AG, haber podido trabajar en un entorno amable que también apuesta, como es el caso de su país por las energías limpias.
 
Características de Heliotubo
 
La multinacional austriaca Heliovis AG ha construido un equipo para uso industrial que producirá energía para la planta de producción de champiñones de Mercajúcar.
 
El equipo instalado, el heliotubo, tiene 220 metros de largo y 10 metros de altura y una potencia de 1 Megawatio térmico. La energía producida se utilizará para suplir, en parte, diésel y pellets actualmente utilizados. El sistema consta de un cilindro de película de PVC, ETFE y PET reflejante. Esta última película, que tiene una superficie de 1.600 m², refleja el calor de los rayos del sol y a la vez divide el interior del tubo en dos cámaras totalmente separadas. Una pequeña diferencia de la presión entre la cámara superior y la inferior logra que la superficie de la lámina reflectante se hinche, de tal manera que los rayos se concentren sobre un tubo de vidrio con un líquido calentándolo a una temperatura que oscila entre 230°C y 300°C. El calor generado calienta un tanque con 30.000 litros de agua a 95°C utilizado para calentar las cámaras en las que se cosechan champiñones. 
 
Las ventajas principales de esta instalación están en los costes y la facilidad de instalación en comparación con otros métodos de captación de energía solar térmica mediante espejos parabólicos, así como el reciclaje de todos los componentes que no afectan al medio ambiente.
 
Muestra de esos buenos resultados es que el proyecto haya sido merecedor de los Energy Globe Awards, auspiciados por la Fundación Global de la Energía (Energy Globe Foundation), que reconoce los proyectos que consiguen un uso económico de los recursos energéticos empleando fuentes alternativas de energía.
 
Mercajúcar es un Sociedad Cooperativa de Castilla-La Mancha ubicada en Villalgordo de Júcar centrada en el comercio al por mayor de frutas y hortalizas y que da trabajo a 94 empleados.

La entrada El Gobierno regional insiste en la importancia de que la nueva subasta de renovables deje bien posicionada la energía fotovoltaica se publicó primero en Diario de la Mancha.

Más en últimas noticias de Castilla-La Mancha.