17 julio, 2024
InicioRegiónEl mural de Arcadio Blasco en Pueblonuevo del Bullaque recupera su esplendor...

El mural de Arcadio Blasco en Pueblonuevo del Bullaque recupera su esplendor gracias a la restauración financiada por la Diputación

La localidad de Pueblonuevo del Bullaque, ubicada en el corazón del Parque Nacional de Cabañeros en la provincia de Ciudad Real, ha sido testigo de la recuperación de una joya artística que durante décadas ha engalanado la fachada de su iglesia de San Francisco de Asís. Se trata del impresionante mural cerámico creado por el reconocido artista alicantino Arcadio Blasco (1928-2013), una obra que había sufrido el deterioro propio del paso del tiempo y que ahora luce en todo su esplendor gracias a una minuciosa labor de restauración.

Este proyecto de conservación patrimonial ha sido posible gracias al decidido apoyo de la Diputación Provincial de Ciudad Real, presidida por Miguel Ángel Valverde, que ha destinado una importante partida presupuestaria a través del Plan de Sostenibilidad Turística en el Parque Nacional de Cabañeros. Una iniciativa en la que también han colaborado la Secretaría de Estado de Turismo y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, sumando entre todas las instituciones una financiación total de 62.133,50 euros.

Durante tres meses, un equipo de expertos restauradores ha trabajado meticulosamente en la consolidación y tratamiento de las numerosas piezas cerámicas que componen este monumental mural. Un delicado proceso que ha requerido de una gran pericia técnica y sensibilidad artística para devolver a la obra todo su colorido y textura original.

Arcadio Blasco, uno de los máximos exponentes de la vanguardia artística española de la segunda mitad del siglo XX, realizó este mural en la década de 1960 como parte del programa de embellecimiento de los pueblos de colonización que se construyeron en la zona para acoger a los agricultores llegados de otras regiones. Una iniciativa impulsada por el régimen franquista que, más allá de sus implicaciones políticas, dejó un interesante legado artístico en forma de murales y esculturas repartidos por estos nuevos núcleos urbanos.

El mural de Pueblonuevo del Bullaque destaca por su gran tamaño, ocupando buena parte de la fachada principal de la iglesia, y por la vistosidad de su composición abstracta a base de formas geométricas y colores vivos. Una obra que refleja la evolución estilística de Blasco, desde sus inicios figurativos hasta su etapa de madurez marcada por la experimentación con nuevos materiales y lenguajes plásticos.

Los trabajos de restauración han permitido consolidar las piezas cerámicas que presentaban fisuras o desprendimientos, así como eliminar las capas de cal y cera que ocultaban la superficie vidriada original. Gracias a los análisis de laboratorio realizados, se han podido identificar con precisión los materiales y técnicas empleados por el artista en el proceso de cocción de las piezas. Un conocimiento que se ha visto enriquecido por la colaboración de la familia de Arcadio Blasco, que ha aportado valiosa información sobre su método de trabajo.

Más allá de su innegable valor artístico, el mural cerámico de la iglesia de San Francisco de Asís constituye un elemento identitario fundamental para Pueblonuevo del Bullaque y un atractivo turístico de primer orden para los visitantes del Parque Nacional de Cabañeros. Su restauración supone, por tanto, un importante impulso para la economía local, basada en buena medida en el turismo rural y de naturaleza.

La recuperación de esta emblemática obra de Arcadio Blasco se enmarca en una estrategia más amplia de puesta en valor del patrimonio cultural de los pueblos de colonización de la provincia de Ciudad Real, que cuenta con el decidido apoyo de la Diputación Provincial. Ya en 1996, la institución organizó una exposición sobre estos núcleos urbanos surgidos en la posguerra, y en 2006 financió la restauración de otro destacado mural, el realizado por Manuel Hernández Mompó en la iglesia de Villalba de Calatrava.

Con estas iniciativas, la Diputación de Ciudad Real demuestra su firme compromiso con la conservación y difusión del legado artístico del siglo XX en el medio rural, entendido como una herramienta fundamental para el desarrollo sostenible de estos territorios. Un compromiso que, en el caso del mural de Arcadio Blasco en Pueblonuevo del Bullaque, ha permitido devolver todo su esplendor a una obra que es ya parte indisociable de la historia y la identidad de este municipio manchego.

La restauración de este tesoro artístico no sólo supone un merecido reconocimiento a la figura de Arcadio Blasco y a su contribución a la renovación del arte sacro español, sino también un ejemplo de cómo la colaboración entre administraciones y la implicación de la sociedad civil pueden hacer posible la preservación de nuestro patrimonio cultural para las generaciones venideras. Un logro colectivo que merece ser celebrado y que, sin duda, servirá de inspiración para futuros proyectos de similares características en otros puntos de nuestra geografía.

En definitiva, el mural cerámico de Arcadio Blasco luce hoy con renovada belleza en la fachada de la iglesia de San Francisco de Asís de Pueblonuevo del Bullaque, convertido en un símbolo del renacer cultural y turístico de este enclave privilegiado de la provincia de Ciudad Real. Una joya del arte contemporáneo español que, gracias al esfuerzo y la visión de instituciones y ciudadanos, seguirá maravillando a propios y extraños como testimonio imperecedero del genio creativo de su autor y del compromiso de todo un pueblo con sus raíces y su futuro.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- Patrocinadores -



Más populares