El teniente de alcalde Gonzalo Redondo acompaña al consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, en su visita a Alcázar

El teniente de alcalde y concejal de Promoción Económica, Gonzalo Redondo, y el concejal de Agricultura, Benjamín Gallego, acompañaron ayer al consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, en su jornada de trabajo en Alcázar de San Juan. El consejero visitó en primer lugar la empresa Quesos García Baquero y posteriormente asistió a la Asamblea General Extraordinaria de la DO La Mancha, en la que fue reelegido presidente Carlos David Bonilla.

El primer teniente de alcalde y concejal de Promoción Económica, Gonzalo Redondo, junto con el concejal de Agricultura, Benjamín Gallego, acompañaron al consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, en su visita a las instalaciones de Quesos García Baquero, ubicadas en el Polígono Industrial Alces de la localidad. También realizaban la visita la directora general de Alimentación, Elena Escobar y la delegada provincial de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Amparo Bremard.

Una visita institucional que responde a la reciente renovación de las instalaciones en las que la empresa láctea ha invertido diez millones de euros, de los que cerca de dos millones han sido subvencionados por el gobierno de Castilla-La Mancha a través de la línea de ayudas Focal.

Gonzalo Redondo ponía en valor el esfuerzo inversor de la empresa alcazareña, “referente en el ámbito nacional e internacional que sigue invirtiendo en Alcázar de San Juan creando empleo y fijando población”. Redondo, agradecía a los consejeros delegados de la empresa, Miguel Ángel y Mar García Baquero, su confianza en esta ciudad para seguir creciendo.

Y es que Quesos García Baquero, ha puesto en marcha un almacén automático con capacidad para seis mil palés, centralizando así la actividad logística en Alcázar de San Juan en la distribución del producto a nivel nacional e internacional. Además ha incorporado la última tecnología en Las Cavas, “con un nuevo concepto de fabrica incorporando la última tecnología a los métodos tradicionales y más sostenibles de la industria quesera nacional e internacional”, explicaba Miguel Ángel García Baquero. Al mismo tiempo han ampliado el sistema de tratamiento de agua y de suero y tienen en proyecto el autoconsumo eléctrico a través de plantas solares en la fábrica. “Nos mueve la pasión por el producto que hacemos y por estar en nuestra casa, Alcázar de San Juan”, afirmaba.

Por su parte, el consejero de Agricultura, anunciaba que la empresa García Baquero y sus quesos con Denominación de Origen Queso Manchego se suman a la marca de garantía de calidad regional “Campo y Alma”. Francisco Martínez Arroyo, destacaba lo importante que es que esta empresa, “bandera de la región y que nos permite alcanzar la cifra del 17% del PIB proveniente del sector agroalimentario”, se haya comprometido a incluir en su etiquetado de los quesos que elabora bajo la Denominación de Origen Protegida Queso Manchego, la marca de garantía regional.

Tras la visita a la fábrica, las autoridades municipales y autonómicas asistían en la sede del Consejo Regulador de la Denominación de Origen La Mancha, a la Asamblea General Extraordinaria en la que fue reelegido como presidente Carlos David Bonilla por cuatro años más al frente, y se conformó el nuevo equipo con 24 miembros.

Gonzalo Redondo felicitó al recién reelegido presidente así como a los vocales elegidos por las distintas organizaciones que componen la Interprofesión del Consejo Regulador La Mancha.

Bonilla afronta los próximos cuatro con el objetivo de recuperar los niveles de venta de vino embotellado anterior a la pandemia así como aumentar el valor del vino.

La exportación de vino de Castilla-La Mancha ha pasado en 20 años de representar el 10% del valor en la exportación nacional a más de doble, llegando hasta el 25% en la actualidad, según el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural. Francisco Martínez Arroyo reiteraba que “La Mancha” es la denominación de origen más grande del mundo y la de mayor superficie de viñedo de Castilla-La Mancha con más de 154.000 hectáreas, con una zona de producción que abarca municipios de tres provincias: Albacete, Cuenta y Toledo. Un total de 30.000 kilómetros cuadrados que serán la única zona de producción para elaborarlo, solicitándose el cambio en el pliego de condiciones para ello a la Unión Europea. Martínez Arroyo ha arropado la solicitud de la DO La Mancha y ha dicho que “solamente en esa superficie, en esos 30.000 kilómetros cuadrados, se va a poder colocar la etiqueta de la Denominación de Origen La Mancha. Esto es muy importante, es un paso más en la garantía de trazabilidad, de calidad y de seguridad para lo consumidores”.

 

Fuente: Ayuntamiento de Alcázar de San Juan.

Ir arriba