Encuentro con la asociación de amas de casa para explicar los nuevos Presupuestos y Ordenanzas Fiscales

0

En la tarde del jueves, 9 de diciembre, la alcaldesa de Alcázar de San Juan, Rosa Melchor, junto con otros concejales del equipo de Gobierno, mantuvo un encuentro en el Centro Cívico -a petición de la asociación de amas de casa, consumidores y usuarios ‘Calatrava’- para explicar los Presupuestos Municipales de 2020 y resolver dudas al respecto de los mismos y de las nuevas Ordenanzas Fiscales. La primera edil tuvo ocasión de explicar el modelo de gobierno que se está aplicando en la ciudad, “basado en la corresponsabilidad y la redistribución equitativa” con el fin de mantener la cantidad y la calidad de los numerosos servicios que ofrece el Ayuntamiento a la ciudadanía y “seguir mejorando la ciudad”.

En la sesión plenaria del mes de enero se aprobarán definitivamente los Presupuestos Municipales para 2020 de Alcázar de San Juan, los primeros que entrarán en vigor en su fecha, después de una década, y que contemplan importantes inversiones para mejorar la ciudad. Presupuestos que vienen aparejados con unas nuevas Ordenanzas Fiscales que pretenden normalizar las cuentas municipales que, en los últimos años, se han equilibrado gracias a un plan de ajuste, la actualización de contribuyentes y el fomento de la inversión empresarial. Medidas que han permitido hacer frente a los gastos corrientes del municipio, con ingresos extraordinarios como los procedentes de los impuestos de las cuatro plantas fotovoltaicas que recientemente se instalaron en la ciudad.

“No podemos hacer frente siempre a estos gastos con ingresos extraordinarios”, explicó la alcaldesa alcazareña, Rosa Melchor, al centenar de vecinas y vecinos que asistieron al encuentro organizado con la asociación de amas de casa. “Es igual que en la economía de una casa. Un año podemos gastar más por un evento extraordinario y pedir un préstamo. Pero no todos los años”. En este sentido explicó que, aunque la cuentas arrojen superávit, si no se contemplaran los ingresos extraordinarios “faltarían 4,5 millones de euros todos los años”. Para solventar esta situación, después de años congelados, se ha decidido subir tasas e impuestos “de una forma razonable”. Un 2% en tasas -como también están haciendo otros organismos- y un ajuste del IBI, pasando de un tipo impositivo del 0,48% al 0,60%. “Nos hemos quedado en la mitad de la tabla, porque el máximo aplicable es del 1,10%. Es una subida fácilmente soportable que permite redistribuir la responsabilidad. Nuestra intención no es perjudicar a vecinas y vecinos, sino que todos contribuyamos al mantenimiento de los numerosos servicios que oferta la ciudad y podamos seguir mejorando. Este es nuestro modelo de gobierno”, explicó la alcaldesa.

La primera edil realizó también un repaso de algunos de los servicios más importantes. Como Servicios Sociales, que atiende a un amplio espectro de población, desde la infancia a las personas mayores, mujeres y discapacidad, con un total de 12.000 usuarios anuales. También mencionó la alcaldesa servicios escolares que superan las competencias municipales, como los comedores escolares, transporte, escuela infantil municipal, escuela de música o las diferentes becas y ayudas, desde primaria a formación universitaria y transición a la vida activa. La oferta cultural también es muy amplia, con una programación anual de 3 espectáculos de alto nivel al mes en el Auditorio Municipal, que se incrementa en época estival con los Escenarios de Verano (28 espectáculos en dos meses); a lo que se suma la colaboración con los 79 colectivos existentes en la ciudad. En cuanto a deportes, las instalaciones e infraestructuras alcazareñas son unas de las mejores de la región, con 3 piscinas, 3 pabellones, pista de atletismo, campo de fútbol… La alcaldesa hizo especial mención a Promoción Económica, un área decisiva en los últimos años para atraer la inversión a la ciudad y generar empleo estable. “No sólo hemos puesto en marcha planes de empleo para la ayuda más urgente. Hemos conseguido atraer la inversión, porque son los empresarios los que realmente generan riqueza y empleo. Y ha funcionado. Hemos conseguido reducir el paro y estabilizar el empleo”.

Aparte de estos servicios, Melchor habló de otros como la limpieza viaria y de edificios públicos, que supone un coste de 1.363.000 euros anuales, o la luz urbana -cuyo consumo se ha reducido los últimos años con la instalación de luminarias LED- que supone un coste de algo más de 1,9 millones de euros al año. También mencionó la recogida de basuras, de la que se hace cargo Comsermancha y que supone un coste anual de 1.136.000 euros; o el servicio de bomberos -Alcázar dispone de un parque- que supone 838.000 euros al año.

Explicó también la primera edil que para percibir los 5 millones de euros de fondos europeos (FEDER) que la ciudad tiene concedidos, el Ayuntamiento tiene que hacer frente a las inversiones con una aportación del 20%, lo que supone 1.250.000 euros de fondos propios. Inversión que tiene que adelantarse y justificar, en este caso con la realización de las obras del entorno de la Plaza de Toros -que se iniciarán antes del verano- la remodelación de la Plaza de España -que comenzará después de la Feria y Fiestas 2020- y la adquisición de dos nuevos autobuses ecológicos y adaptados para personas con movilidad reducida, que serán gratuitos para los empadronados en la ciudad. “Un servicio del que no queremos prescindir, aunque ciudades como la nuestra no estén obligadas a ofertarlo”, apuntó la alcaldesa.

DUDAS Y PREGUNTAS

Tras su explicación, la regidora alcazareña respondió las dudas y preguntas realizadas por las vecinas y vecinos asistentes al encuentro. Además de las dudas relativas a la subida de tasas e impuestos, se habló de otras cuestiones como el reciclado, la circulación o la limpieza viaria. Así como del arreglo de calles o la adquisición del Cine Crisfel.

Impuestos

En relación a los impuestos, se preguntó por la cantidad que ingresará el Ayuntamiento tras la modificación de las ordenanzas. Una cantidad que no sólo procede de la recaudación directa, también de un incremento en los tributos del Estado que percibe el municipio. Con las nuevas ordenanzas, el Ayuntamiento de Alcázar ingresará en 2020 1,4 millones de euros más que en años anteriores.

También se plantearon dudas al respecto de la subida del 50% del IBI en las viviendas antiguas cerradas que se encuentran en el centro de la ciudad. Una medida que se ha tomado con el fin de incentivar su venta y la nueva construcción en esta zona de la ciudad. La alcaldesa explicó que primero se comprobará que estas viviendas están cerradas y después se llamará a los propietarios para conocer caso por caso. “Nuestra intención es ayudarles a venderlas por un precio razonable. Queremos saber qué está pasando y buscar soluciones, porque este tipo de viviendas -además de afear el centro de la ciudad- generan problemas de plagas como palomas o ratas.

Arreglos de calles

Entre las próximas previsiones, además de los mencionados arreglos del entorno de la Plaza de Toros antes del verano de 2020 o la Plaza de España después de la Feria y Fiestas; la siguiente actuación sería en las plazas de Santa María, La Justa y La Bolsa. Junto a estas grandes obras, se seguirá con planes de asfaltado y acerado en diferentes calles de la ciudad. Una de las solicitudes realizada por vecinas y vecinos fue el arreglo de la calle Horno. En los últimos cuatro años se han arreglado un total de 60 calles.

Basura y reciclado

A preguntas de vecinas y vecinos, la alcaldesa alcazareña adelantó que Comsermancha instalará nuevos contenedores de reciclado en la ciudad; marrones para residuos orgánicos y de reciclado en las inmediaciones de colegios e institutos.

Cine Crisfel

La adquisición de este bien patrimonial también generó preguntas. Su compra ha supuesto una inversión de 630.000 euros y en los próximos cuatro años se restaurará el edificio principal del cine-teatro, gracias a un préstamo de la Diputación de Ciudad Real de 1,5 millones de euros, a devolver en 10 años sin intereses. La habilitación del cine supondrá disponer de un espacio escénico con un aforo de 300 personas, perfecto para la realización de numerosos eventos locales que ahora ocupan el Auditorio Municipal.

En cuanto al resto del proyecto -la construcción de unas nuevas instalaciones anejas para albergar a diferentes asociaciones de la localidad- la alcaldesa explicó que “se irá haciendo poco a poco y en función de la demanda. No tenemos intención de hacer una macro-obra que luego no se vaya a utilizar”.