La segunda teniente de alcalde del Ayuntamiento de Alcázar de San Juan, Rosa Idalia Cruz, ha visitado a los participantes de la I Lanzadera de Empleo de la ciudad, que finaliza su actividad tras cinco meses guiando, apoyando y asesorando a una veintena de personas desempleadas a activar y optimizar su búsqueda de trabajo.

La también concejala de Empleo social ha destacado el éxito del programa que sumado a otras acciones en relación con el empleo que ha realizado el ayuntamiento han conseguido que de 4000 parados en 2015 se pase a 2500.

Rosa Idalia Cruz se ha referido a las actuaciones que se han puesto en marcha en Alcázar como han sido el Plan PICE, en relación con la Cámara de Comercio en el que han participado 1000 jóvenes inscritos en Garantía juvenil y de ellos 400 han tenido su propio itinerario abierto con formación y prácticas laborales. A la vez se ha mantenido una vez al mes la relación y seguimiento con COCEMFE, asociación con la que se trabaja en acciones concretas en relación con personas con discapacidad.
Cursos se han puesto en marcha 21, formando a 351 personas que han obtenido certificado de profesionalidad y han realizado prácticas. También se ha desarrollado el programa +55 en el que se han atendido alrededor de 25 personas.

En cuanto a Planes de Empleo la concejala explica que se han realizado 4 a través de los que se ha dado empleo a 482 personas que estaban en situación muy difícil. Por último en cuanto a Talleres de Empleo se han puesto en marcha 7 en los que han participado 58 personas que han obtenido certificado de profesionalidad y han realizado prácticas.
La concejala insiste en que para el equipo de gobierno estos datos no son solo números, saben que “detrás de ellos hay personas y lo importante son las personas y por ellas vamos a seguir trabajando”.

La I Lanzadera de Empleo de Alcázar de San Juan comenzó a funcionar en octubre como un programa público-privado en la lucha contra el paro impulsado por Fundación Santa María la Real, Fundación Telefónica, el Gobierno de Castilla-La Mancha y el Ayuntamiento, con la cofinanciación del Fondo Social Europeo, dentro del programa operativo POISES.

20 personas desempleadas, de diferentes edades, niveles formativos y trayectorias laborales han participado de forma gratuita en la iniciativa. Han realizado diversas actividades para optimizar su búsqueda de trabajo: dinámicas de inteligencia emocional y comunicación, talleres de marca personal y búsqueda de empleo 2.0, simulación de entrevistas, mapas de empleabilidad y visitas a empresas.

Buenos resultados

Dichas actividades han dado sus frutos, ya que 6 participantes han modificado su situación laboral: 4 han encontrado trabajo por cuenta ajena en sectores como administración, socorrismo, seguros y educación infantil; y otros 2 están cursando “Certificados de Profesionalidad” con los que realizarán prácticas laborales durante los próximos meses.

El técnico de la Fundación Santa María la Real que ha gestionado esta lanzadera, Francisco M. Colmenero Morales, está satisfecho por el cambio de actitud que han experimentado sus participantes, así como los nuevos conocimientos y herramientas que han adquirido para seguir activando su búsqueda de trabajo.

“La evolución es más que significativa en la mayoría de ellos, han actualizado sus herramientas y procesos de búsqueda de empleo y son más activos, aspectos que junto a sus procesos de autoconocimiento, redundan en una importante mejora de sus perfiles y por tanto, de su empleabilidad”, agrega Colmenero.

Metodología que funciona

“Tenemos evidencia de que la metodología desarrollada por Fundación Santa María la Real funciona. Una persona que entra a una lanzadera sale muy distinta, con un crecimiento personal y profesional, y conocimiento nuevas técnicas, que le aportan mayor seguridad y confianza. Los resultados tanto cuantitativos como cualitativos nos motivan a seguir apostando por este proyecto de mejora de la empleabilidad”, destacan desde Fundación Telefónica.